Los planes de Blair en Irak eran "totalmente inadecuados pese a las advertencias"

blair-bush
Tony Blair y George Bush. (Foto: AFP)

El Reino Unido tiene este miércoles otro tema que si no anula el ‘Brexit’ sí ha causado gran impacto. Se trata de la difusión de las conclusiones de una investigación oficial sobre la intervención en Irak, por las que, entre otras cuestiones, se indica que la estrategia británica tras la invasión de 2003 eran "totalmente inadecuados pese a las advertencias explícitas".

Según este ‘juicio’ a la gestión de Tony Blair, el país se sumó a los planes de George Bush "antes de agotar las opciones de un desarme pacífico", ha precisado el diplomático John Chilcott, primer responsable de las pesquisas. El primer ministro en aquel entonces, ha añadido, prometió seguir al presidente de Estados Unidos fuera cual fuera su intención.

Así, se determina, Blair llevó a la guerra a su territorio sin agotar las vías previas y deseables de negociación. El estudio comenzó en 2003 y se prometía perjudicial para el laborista. 179 soldados locales fallecieron allí y sus familiares siguen exigiendo responsabilidades a los cargos de entonces. La acción se llevó a cabo sin el consentimiento de las Naciones Unidas (ONU).

El informe, de 2,6 millones de palabras, ha costado 10 millones de libras (11,9 millones de euros) y cuenta con el testimonio de 120 personas, entre las que se encuentran el propio señalado y su sucesor, Gordon Brown.

Lo último en Internacional