Sucesos

El fuerte terremoto en la costa del Egeo deja al menos al menos 19 muertos en Turquía y Grecia

Un edificio totalmente derrumbado tras el fuerte terremoto que ha sacudido Turquía. Vídeo: Twitter

Un fuerte terremoto, de magnitud 7 en la escala de Richter, ha sacudido este viernes el oeste de Turquía provocando el derrumbe de varios edificios. Al menos 19 personas han muerto -17 en Turquía, 2 en Grecia- y más de 700 han resultado heridas como consecuencia de un terremoto de magnitud preliminar 6,6 que ha provocado este viernes el colapso de edificios en la ciudad turca de Esmirna, en la región del Egeo (oeste del país) y sacudido varias islas del sureste de Grecia, según los últimos balances de las autoridades de ambos países.

Por el momento se tiene constancia de tres supervivientes que han sido extraídos con vida de un edificio en ruinas de Bayraki, según ha confirmado el ministro de Sanidad, Fahrettin Koca. Los supervivientes han sido trasladados al hospital, con pronóstico reservado.

El temblor, que se ha sentido en Estambul y Atenas, ha tenido su epicentro cerca de la ciudad turca de Esmirna y de la isla de Samos, donde también se ha originado un pequeño tsunami a consecuencia del movimiento sísmico. Hasta el momento, al menos seis edificios en los distritos de Bornova y Bayrakli, sin que por ahora se tenga constancia de víctimas mortales, según ha informado el ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, en un comunicado recogido por el diario ‘Hurriyet’.

El terremoto ha sido notificado por el Instituto Geofísico de Estados Unidos (USGS) y los medios turcos. Por ahora no se han reportado víctimas mortales ni heridos, aunque la información que sale de la zona, por ahora, es escasa. El seísmo también ha provocado inundaciones en calles y plazas, dejando espectaculares imágenes de objetos, muebles y diferentes enseres flotando por la ciudad.

Las televisiones del país mostraban imágenes de nubes de polvo elevándose en el cielo, mientras que los habitantes se precipitaban a la calle víctimas del pánico. El gobernador de Estambul, Ali Yerlikaya, señaló que no se constató ningún daño por ahora en la capital económica del país.

«Todas nuestras instituciones comenzaron a desplazarse al lugar para iniciar los esfuerzos necesarios», declaró el presidente Recep Tayyip Erdogan en Twitter.

«Algunos de nuestros conciudadanos están atrapados bajo los escombros», añadió el ministro de Medioambiente, Murat Kurum, que por su parte dio cuenta de cinco edificios derrumbados.

La televisión pública Ert indicó que cayeron rocas en Samos y los habitantes salieron a las calles. «Se desplomaron muros de algunas casas y varios edificios resultaron dañados», según el vicealcalde de Samos, Michalis Mitsios, citado por Ert. El terremoto, de una duración importante, «se registró a las 11:51 hora GMT y su epicentro se ubicó a 19 kilómetros de Samos y a dos kilómetros de profundidad», según un comunicado del observatorio. En un primer momento, el observatorio evaluó la magnitud del sismo en 6,6, pero luego la revisó a 6,7.

Turquía se ubica en una de las zonas sísmicas más activas del mundo. En 1999, un sismo de magnitud 7,4 sacudió el noroeste del país, causando más de 17.000 muertos, un millar de ellos en Estambul.

En 2011, una sacudida de 7,1 en la provincia de Van mató a 600 personas. El pasado enero, un terremoto de 6,7 dejó unos cuarenta muertos en la provincia de Elazig (este).

Lo último en Internacional

Últimas noticias