Plantas

Cómo podar un limonero

podar limonero
Todos los pasos para saber cómo podar un limonero

Si tienes un limonero en el jardín de casa, quizás ha llegado el momento de la poda para que sus frutos se puedan conservar bien.

Uno de los cítricos más utilizados en la cocina es sin duda el limón, de manera que si tienes un limonero en tu jardín o terraza es importante que sepas cómo son sus cuidados y también como no, que sigas la guía de pasos que ahora te explicamos para que sepas cómo podar un limonero.

La planta de limón se ha convertido en algo bastante habitual en muchos jardines y terrazas, pero lo cierto es que debemos ir con cuidado ya que si la poda no se realiza correctamente, corremos el riesgo de cortar las ramas utilizadas para la producción de limones. Además, la planta de limón tiende a desarrollar una corona gruesa, bien densa y ramificada, lo que va en detrimento de la producción de fruta. Cada año, para obtener entonces una buena cosecha de limones, es necesario intervenir con podas ligeras o radicales.

Pasos para saber cómo podar un limonero

  1. Lo primero que debes hacer para saber cómo podar un limonero, es que esta planta o árbol no se puede cortar en cualquier momento del año. Habrá que esperar al momento adecuado para la poda que será entre febrero (en el sur) y marzo (en el norte). De hecho, la poda debe respetar la tendencia del clima: debemos podar los cítricos cuando haya pasado el riesgo de heladas de modo que en ocasiones incluso se puede retrasar hasta el mes de abril o de mayo.
  2. Y por otro lado si tienes un limonero en el que los limones están en plena floración o tienen frutos pequeños, evita la poda para evitar que se caigan.
  3. Además se puede realizar otra poda a fines de junio y a mediados de septiembre con la llamada poda de verano.
  4. Para aquellos que tengáis un limonero en maceta, lo podréis podar al final de la primavera, y es posible continuar también en los meses de mayo y junio con la poda de verano.
  5. Ahora vamos a la poda directamente para saber qué cortar. Tienes que realizar cortes en las ramas principales quitando unos centímetros. Esta precaución también es válida para los limones cultivados en el jardín que necesitan mantener una apariencia contenida.
  6. Los retoños también deben cortarse (ramas verticales). De esta manera, estimularás el desarrollo de ramitas con crecimiento horizontal, un producto bueno para la producción de frutas y la filtración de la luz.
  7. En la poda del limonero debes cortar además, ramas muy viejas y leñosas que deben podarse para favorecer la emisión de brotes jóvenes listos para producir nuevas frutos.
  8. También se deben cortar todas las ramas con una tendencia básicamente vertical.
  9. Los brotes presentes en el tronco o base también deben podarse, ya que debilitan la planta y pueden anular la producción de fruta.
  10. Las ramas secas y dañadas también deben podarse, teniendo cuidado de adelgazar el follaje en la parte central para favorecer la penetración de la luz solar y el aire entre las ramas más internas. Las ramas deben cortarse con un corte limpio para evitar el desgaste innecesario que podría causar enfermedades.
  11. Para ello, tienes que realizar un corte cortando todas las ramas en unos pocos centímetros, especialmente en las ramas más altas para evitar un crecimiento excesivo de la corona en altura en comparación con el resto de la planta.
  12. Durante la operación de poda del limonero es recomendable también respetar la armonía del follaje. Para prevenir enfermedades, corta las ramas siempre con cortes oblicuos para alentar el drenaje del agua.
  13. Para ello, será necesario hacer algunos cortes en los cortes para prevenir el ataque de plagas y enfermedades causadas por hongos. Este consejo es particularmente válido para quienes viven en el norte de para evitar daños por heladas en caso de poda en abril con riesgo de heladas tardías o para quienes cultivan plantas jóvenes.
  14. En el caso de que veas ramas rotas o dañadas, puedes utilizar un producto curativo o masilla común para injertos. La masilla es una cicatrización muy útil. También puedes prepararlo en casa a partir de ingredientes simples.
  15. Para la poda de limones es bueno tener un par de tijeras con una cuchilla afilada y esterilizada. O para ramas más gruesas, es posible que tengas que usar una pequeña motosierra.
  16. Por último, durante la poda, usa guantes y gafas de protección y no te olvides de desinfectar las herramientas utilizadas para la poda, de esta forma evitarás cualquier contagio durante la poda.

Últimas noticias