Cómo hacer un champú casero paso a paso

Champú casero
Todos los pasos para hacer un champú casero
Comentar

Saber cómo lavarse el pelo es algo esencial para poder lucir un pelo limpio, brillante y cuidado, pero es también esencial saber elegir bien el champú, y qué mejor que hacerlo el nuestro propio. Veamos a continuación, paso a paso y de manera fácil, cómo hacer un champú casero.

Beneficios del champú casero

El champú que encontramos en los supermercados y que todos usamos para lavar el cabello puede contener productos químicos tales como vaselina, conservantes y siliconas que, con el tiempo, pueden dañar la fibra del cabello y el cuero cabelludo. En lugar de someternos a riesgos innecesarios, podemos tratar de hacernos, en casa, un champú totalmente natural que respete el pH de la piel y haga que el cabello esté sano, limpio y cuidado.

Eso sí, dependiendo del modo en el que desees poder cuidar tu cabello, podrás hacer un champú casero personal a partir de remedios e ingredientes que ahora vemos.

Pasos para hacer un champú casero

Champú casero

Si deseas que tu pelo luzca como siempre, o quizás tratar un problema de cabello graso o todo lo contrario: seco, no dudes en hacer alguno de estos champús caseros que ahora te explicamos.

Champú casero con jabón de marsella

  • Un buen ingrediente para un champú casero es el jabón de Marsella, así que toma aproximadamente 100 ml de agua, hierve y luego, después de reducir la llama, echa un poco de jabón y deja que se derrita por completo.
  • Luego, coloca unas gotas de un aceite esencial de tu elección en una mezcla de alcohol etílico y mezcla la mezcla de alcohol y aceite con la mezcla de jabón. Deja que todo se enfríe y luego lo mantienes en una botella de plástico perfectamente limpia.

Champú casero con bicarbonato

  • Excelente para eliminar la caspa y el cabello graso no habrá nada como hacer un champú de bicarbonato.
  • Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con un poco de agua para que puedas obtener una crema que tenga la consistencia de un champú. Cuando mojes tu cabello, limpia con esta crema y hazte un masaje.
  • El efecto inicial será un endurecimiento del cuero cabelludo, que sin embargo, una vez enjuagado, se vuelve muy suave y te quedará un cabello muy limpio.

Champú casero con salvia

  • Agrega dos cucharadas de salvia seca con 300 ml de agua hirviendo y deja reposar durante aproximadamente un cuarto de hora.
  • Luego agrega ocho cucharadas de jabón neutro, mezcla y espesa el producto resultante; finalmente lo guardas en un recipiente de plástico y aplica cuando sientas el cabello demasiado apagado y resecto.

Champú casero con huevo y limón

  • Con dos yemas de huevo, el jugo de medio limón y unas gotas de brandy (o ron) prepara un champú que restaura la fuerza y el brillo del cabello.
  • Luego extiende la mezcla sobre el cabello y masajea, dejando que actúe durante media hora, tal vez envolviendo el cabello en una toalla. Finalmente enjuaga con abundante agua.

Champú casero seco

  • Por último, si tienes prisa y no tiene tiempo para lavar el cabello con agua, puedes optar por un buen champú casero seco hecho con almidón de maíz: aplica un poco en el cuero cabelludo, masajea suavemente y cepilla. Notarás como el cabello queda fresco y suave al tacto.

Temas

Últimas noticias