Sánchez envía al Valle a cargos de Patrimonio tras frenar la Justicia la exhumación de Franco

Pedro Sánchez envió una comitiva el pasado 1 de octubre al Valle de los Caídos para preparar la exhumación que acaba de frenar la Justicia. Lo hizo en secreto y sin permiso de la Abadía para empezar los preparativos sin contar con el permiso ni del templo ni de la familia.  Y este pasado martes ha vuelto a enviar a una delegación, justo después de que la Justicia haya decidido frenar los trámites, tal y como ha adelantado OKDIARIO.

Aquella primera comitiva fue cazada en foto por este diario. Ayer volvió a serlo: con foto y vídeo. En esta ocasión, fruto de la polvareda montada por la primera incursión, sí había sido avisada la Abadía. Pero no por ello dejó de sorprender que el mismo día que la Justicia paraba la exhumación, volviese a aparecer una delegación encabezada por cuadros de Patrimonio del Estado.

En esta ocasión -y como se puede observar en las fotos y el vídeo- los enviados fueron cargos técnicos de Patrimonio y personas relacionadas con la memoria histórica. En la foto se puede observar a Francisco Echeverría, forense del Instituto Aranzadi; a Luis Pérez de Prada, jefe del Departamento Arquitectura de Patrimonio Nacional; a Eduardo Ranz, abogado especializado en Memoria Histórica; y a distintos familiares de personas enterradas en el Valle, responsables de asociaciones de Memoria Histórica y peticionarios de la exhumación.

Hay que recordar que Sánchez también prometió sacar del Valle de los Caídos las tumbas de los que fueran reclamados por sus familiares y también ha fracasado en el intento de cumplir de inmediato con esa promesa.

Y es que en la Basílica del Valle de los Caídos están enterrados en diferentes criptas y pisos 33.833 cadáveres, de los cuales 12.410 son de personas desconocidas, una realidad que choca con las promesas realizadas por Sánchez por las dificultades de reconocimiento de algunos de los restos.

De hecho, parte de los restos proceden de fosas comunes y cementerios de toda España, excepto de Orense, La Coruña, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife.

Y no se puede olvidar que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, envió ya al presidente de Patrimonio, Alfredo Pérez Armiñán, junto a dos de sus cargos del Gobierno -como publicó OKDIARIO- hace tiempo para dejar constancia de que, con y sin permiso, seguirá intentado su obsesión de sacar a Franco del Valle.

Sánchez envía al Valle a cargos de Patrimonio tras frenar la Justicia la exhumación de Franco

Aquella primera visita fue junto con el resto de la comitiva presidencial enviada por Sánchez, sin permiso de los monjes, a la Basílica del Valle de los Caídos. Una comitiva que se presentó con una amplia comitiva de coches oficiales y sin haberlo comunicado a los responsables eclesiásticos de la Basílica, el pasado 1-O.

Tal y como revelaron las fotos logradas en exclusiva por OKDIARIO, el presidente envió a dos de sus más altos cargos al Valle de los Caídos para acelerar como fuese la salida de los restos de Francisco Franco.

El presidente del Gobierno ordenó desplazarse a la Basílica del Valle a dos subsecretarios clave del Ejecutivo: a la de Justicia, Cristina Latorre Sancho, y nada menos que al de Presidencia, Antonio Hidalgo. Y, además, al máximo responsable de Patrimonio, que aparecía igualmente en la foto.

Los dos subsecretarios –decisivos en la gestión del Ministerio de Justicia y de Presidencia– destinaron su jornada (la de máxima tensión por la celebración de los golpistas del referéndum ilegal del 1-O) a incrementar la presión sobre los monjes de la Basílica y a acelerar los trámites para poder exhumar de la forma más rápida posible los restos del dictador y dirigir de ese modo la opinión pública a un foco más cómodo para Sánchez. Y en ese papel era clave contar con el respaldo del máximo responsable de Patrimonio Nacional.

La fotografía publicada el 2-O por este diario reveló la salida, tras horas de estancia en la Basílica de cinco altos cargos: Ernesto Abati, consejero gerente de Patrimonio Nacional; Manuel Terrón, delegado de Patrimonio Nacional en San Lorenzo de El Escorial; Cristina Latorre Sancho, subsecretaria de Justicia; y Antonio Hidalgo, subsecretario de la Presidencia. El quinto, que figuraba de espaldas y no pudo ser reconocido en aquel momento, ya ha sido identificado: Alfredo Pérez de Armiñán.

La escena se ha repetido este pasado martes aunque con cuadros inferiores en rango y con presencia de responsables de las asociaciones de Memoria Histórica. Algo que no ha dejado de sonar a un recordatorio de que Sánchez seguirá intentado su objetivo de sacar a Franco de allí.

Y es que este mismo martes, el juez ha ordenado la suspensión cautelar del informe del Ayuntamiento de El Escorial que admitía las actuaciones urbanísticas para exhumar a Franco. Todo un nuevo revés al Gobierno de Pedro Sánchez en sus planes para exhumar a Franco. Así, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Madrid ha ordenado “la medida cautelar urgente de suspensión del informe preceptivo del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial”, de fecha 26 de noviembre de 2018, “por el que se declaran admisibles las actuaciones urbanísticas remitidas por el Ministerio de Justicia” para la exhumación del dictador.

El Consistorio, gobernado por la plataforma vecinal ‘Vecinos por San Lorenzo’ –apoyado en su investidura por Podemos, PSOE y Ciudadanos– avaló las actuaciones para exhumar a Franco, y catalogó los trabajos de ‘obra menor’, como había indicado Patrimonio Nacional. Hoy la Justicia lo paraliza.

Lo último en España