CRISIS DE UCRANIA

Los podemitas se olvidan de su ‘No a la guerra’ en el Consejo de Ministros: ni una palabra ante Sánchez

Podemos guerra
El Consejo de Ministros tras la remodelación del Gobierno impulsada por Pedro Sánchez. (Foto: Efe)

Podemos no deja de entonar el ‘No a la guerra’ ante los medios para rechazar el amparo a Ucrania ante una posible invasión rusa. Pero, por lo visto en el último Consejo de Ministros, su pacifismo defensivo se diluye cuando el órgano colegiado y oficial de Gobierno se reúne. Pese a haber monopolizado los medios en los últimos días con su plegaria antidefensiva, lo cierto es que en el Consejo de Ministros no plantearon ni una sola queja, ni una sola matización.

En público, Podemos no deja de atacar a la ministra de Defensa, Margarita Robles. No dejan de afirmar que España se ha doblegado a las exigencias de Estados Unidos. Pero en el Consejo de Ministros, los responsables podemitas de cada cartera prefieren dejar pasar el tema.
Robles cuanta con el apoyo de Pedro Sánchez. Y, con el respaldo oficial del Gobierno, ha comprometido ya el envío de tres buques (Meteoro, Blas de Lezo y Sella) y ha puesto a disposición más armamento, como ya ha publicado OKDIARIO.

Es más, justo en las horas previas a la celebración del último Consejo de Ministros, el Gobierno anunció que, si hace falta más presencia militar, se enviará. Más barcos o aviones. Y es que el mensaje oficial del presidente, trasladado ya a sus ministros es claro: “Estaremos con nuestros aliados. Hasta donde llegue la OTAN, llegaremos”, como recogía este diario.

Podemos lo sabía perfectamente. Y, pese a ello, no realizó ni el más mínimo comentario en el Consejo de Ministros. Margarita Robles ya había anticipado previamente que España no rompería sus compromisos internacionales en materia de defensa. Sánchez había confirmado igualmente que España lleva años participando en todos los despliegues que ha organizado la OTAN, y, en este caso concreto, no iba a ser distinto el trato.

España ha asumido, de este modo, un potencial envío de más buques e, incluso, de aviones de combate: un despliegue aéreo en Bulgaria aprovechando la dotación española que integra cada año en Lituana. España cuenta, además, desde hace seis años con otro contingente de 300 personas en Letonia. Y la disponibilidad de los efectivos españoles ha quedado supeditada a las exigencias de la OTAN.

Frente a esta postura, Podemos no ha dudado en resucitar su ‘No a la guerra’. Ha llegado, de hecho, a tachar de «bravuconadas belicistas» el envío de tropas al Mar Negro. Pero lo ha hecho sólo de cara a los medios de comunicación. El ataque de Podemos se ha centrado, como suele ser habitual, en la ministra de Defensa, Margarita Robles. Y quienes más han protagonizado el lanzamiento del lema del no a la guerra han sido el portavoz parlamentario, Pablo Echenique, y el coportavoz de la formación morada, Pablo Fernández.

Pero la labor de agitación política no ha cruzado las puertas del Consejo de Ministros. Se ha quedado, exclusivamente, en una pieza más del tablero político y de los eslóganes usados para captar voto. Precisamente por ello, la uniformidad de mensajes se ha impuesto en esta ocasión en las filas socialistas.

Así, la postura de apoyo a la OTAN se ha trasladado ya al Gobierno en bloque y a la estructura de partido del PSOE. Una postura que marca un cierre de filas imperativo en torno al presidente Pedro Sánchez, porque, como destacan fuentes socialistas, es el jefe del Ejecutivo el responsable de marcar las directrices en materia de política exterior. «No hay ni polémica ni discusión alguna», apuntan en el PSOE, ya que «eso no se regula en el acuerdo de coalición». «Todos saben cómo funcionan las cosas», concluyen.

Lo último en España

Últimas noticias