Cifuentes hace una campaña en el metro por el civismo y evita incluir el despatarre

Cifuentes hace una campaña en el metro por el civismo y evita incluir el despatarre
Campaña por el civismo en el Metro de Madrid. (Foto: OKDIARIO)
Comentar

El Metro de Madrid que gestiona la Comunidad de Madrid ha comenzado una campaña de comunicación para sensibilizar en actitudes cívicas. Sin embargo, ha evitado entrar en el polémico ‘manspreading’ o “despatarre” que denuncian algunas asociaciones feministas.

La polémica estalló en junio del año pasado cuando el Ayuntamiento de Madrid aprobó la petición del colectivo Microrelatos Feministas de incluir pegatinas en los autobuses municipales contra la microagresión machista que es, supuestamente, que los hombres no junten las piernas al sentarse en el transporte público.

Ya entonces, Metro de Madrid no estimó conveniente esta señalización contra el despatarre. El portavoz regional, Ángel Garrido, avanzó en rueda de prensa que el suburbano madrileño no va a tomar “ninguna medida concreta” para evitar que los hombres se sienten con las piernas abiertas en el metro, que la CUP denunció como un ‘micromachismo’.

Manspreading
Icono que ha puesto el Ayuntamiento contra el ‘Manspreading’.

En este sentido, el número dos del Gobierno de Cristina Cifuentes apuntó a que “todo el mundo es consciente de que no puede ocupar el espacio de los demás” en el metro, y que además viene incluido en el Reglamento de Viajeros del Transporte Público.

Ante esta decisión, Podemos en la Asamblea de Madrid mostró su disconformidad elevando una moción para que se incluyera una prohibición del despatarre. El 22 de junio la Asamblea finalmente votó a favor de una campaña contra el ‘manspreading’ en el transporte público con los votos de PSOE y Podemos (63), la abstención de C’s (17) y el ‘no’ de PP (47). Era una Proposición No de Ley (PNL) a favor de que el Consorcio Regional de Transportes ponga en marcha una campaña contra el ‘manspreading’ en el transporte público. Por su parte, PP y C’s no lo ven machista, sino una cuestión de civismo.

https://twitter.com/metro_madrid/status/951062444272766976/

La diputada de Podemos Clara Serra fue la encargada de defender la iniciativa. Serra calificó el ‘manspreading’ como una “forma normalizada de machismo”, y afeó a PP y Cs que lo vena solo como una falta de educación.

La réplica corrió a cargo de la palabra la diputada del PP Isabel Díaz Ayuso con un discurso muy aplaudido en las redes sociales. La popular afirmó que el despatarre es el “modo de sentarse de unas personas, de todo género de ser humano, y no sólo de los hombres”.

“Pretenden veladamente y utilizando el Parlamento que seamos nosotros quienes cerremos las piernas a sus machos alfa”, argumentó la portavoz enseñado una serie de fotos de líderes de Podemos sentados con las piernas abiertas.

También ironizó sobre el “womanspreading” con una foto de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el metro con las piernas abiertas. “¿Qué clase de chorrada es esta que han traído a la Cámara?”, esgrimió Díaz Ayuso para tachar de “vergüenza” que se diga que un hombre que se sienta con las piernas separadas es machismo o violencia de género.

El coste de diseñar esta campaña ha sido nulo, como explican fuentes de Metro a OKDIARIO, ya que ha sido elaborado con los medios internos. Incluye recomendaciones como no dejar la mochila en el asiento de al lado, usar auriculares al escuchar música, no gritar al hablar por teléfono o ceder el asiento a personas mayores.

Últimas noticias