Los barones forzarán a Sánchez a que se comprometa a no pactar con los que quieren romper España

Susana-Díaz-Pedro-Sánchez
Susana Díaz junto a Pedro Sánchez. (Foto: EFE)

Los barones territoriales del PSOE siguen en pie de guerra ante la ‘política de pactos’ de su secretario general, Pedro Sánchez. El líder de los socialistas quiere pactar con Podemos y los independentistas a toda costa, por ello ha convocado una reunión extraordinaria este domingo en Ferraz donde reunirá a todos sus presidentes autonómicos para intentar “calmar los nervios” antes del Comité Federal del lunes. Los barones tienen claro que no van a ceder a las pretensiones de Sánchez y su ejecutiva y ya tienen preparado un documento para que firme el secretario general. Se trata de una resolución en la que piden a Sánchez que se comprometa a “no negociar con ninguna fuerza que quiera romper España”, es decir, no pactar con Podemos y los independentistas. La única vía en la que Sánchez puede ser investido presidente.

Esta reunión que se celebrará a puerta cerrada tiene como finalidad, por parte de Sánchez y su ejecutiva, convencer al mayor número de presidentes autonómicos para que voten a favor del pacto con Podemos en el Comité Federal del lunes. En Ferraz saben que el Comité Federal es el máximo órgano entre congresos y que la mayoría de barones, con gran peso territorial y orgánico, están en contra de aprobar un pacto que “sería peligroso para la estabilidad de España, por mucho que tenga a Sánchez como presidente”, aseguran a este Okdiario. Saben que la independencia de Cataluña es uno de los temas que están encima de la mesa para negociar.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha dado este viernes su "no" rotundo a Podemos y ha dicho claramente que el lunes propondrá no negociar con la formación morada. "Podemos quiere romper la unidad de España y eliminar al PSOE", ha dicho la lideresa.

La postura de los presidentes autonómicos es clara: el PSOE debe abstenerse en segunda vuelta. De esta manera, la formación facilitaría el Gobierno al Partido Popular y a Mariano Rajoy. Los socialistas pasarían a la oposición y la figura de Sánchez quedaría desdibujada tras alcanzar el peor resultado en sus 136 años de historia. De esta manera, resultaría más fácil no apoyar al secretario general para su reelección de cara al Congreso que el partido celebrará en primavera. Tras los 90 escaños conseguidos el 20D, muchos menos de los que obtuvo su antecesor Alfredo Pérez Rubalcaba (110), Pedro Sánchez se ve abocado a negociar con los independentistas si no quiere perder su silla. 

Desde Ferraz aseguran “estar molestos” con “las tensiones que están creando algunos barones estos días en los medios” y señalan que no beneficia al partido. Por otra parte, el hecho de que se trabaje en un documento sin el conocimiento del secretario general y la ejecutiva demuestra el conflicto latente que vive la formación desde hace tiempo y que se ha visto acrecentado por los pésimos resultados.

El líder socialista sabe que Podemos es su única ‘salvación política’ y por eso, este mismo jueves, habló por teléfono con Pablo Iglesias para acercar posturas. Ambas formaciones aseguran a este diario que fueron 25 minutos de conversación. Desde Podemos señalan que Iglesias dejó claro a Sánchez que el referéndum para Cataluña seguía encima de la mesa si querían pactar. Parece que a la formación morada no le convencen estos acercamientos y el propio Iglesias ya aseguró un día antes que “si Pedro Sánchez no manda, hablaré con Susana Díaz o García-Page”. Este viernes la ‘mano derecha’ de Iglesias, Inigo Errejón, volvió a tender la mano al PSOE: “Estamos esperando a que se aclare el panorama en el PSOE y dispuestos a hablar”.

Lo último en España

Últimas noticias