Izquierda Unida también consultará a la militancia su acuerdo con Sánchez

Garzón-Lara
Alberto Garzón y Cayo Lara en rueda de prensa en el Congreso. (Foto: Nuria Val)

Si Podemos y PSOE anunciaron que llevarán a la militancia los respectivos pactos de investidura. Este miércoles le llegó el turno a Compromís e Izquierda Unida que también anunciaron una consulta a las bases para cerrar el acuerdo con Pedro Sánchez. Alberto Garzón y Cayo Lara le han dejado muy claro al secretario general del PSOE que su apoyo viene condicionado en función de si se cumplen sus 16 medidas sociales. Lara ha explicado que "en muchas cosas estamos de acuerdo, pero en otras no y es en éstas en las que tendremos que negociar para que lleguemos a un acuerdo".

Tanto Garzón como Lara han explicado que este sábado se reúne el consejo político de su formación para dirimir la hoja de ruta que incluirá los nombres de un equipo negociador y los puntos programáticos que expondrán la próxima semana con otra reunión a los socialistas. "Todo se acordará en el Consejo de este sábado", ha recalcado Garzón. Además, han querido hacer alarde de transparencia avisando que al acuerdo que lleguen con Sánchez deberá ser votado por las bases del partido antes de decir que sí a una investidura.

Ambos dirigentes han reiterado que ahora sólo están hablando de investidura, no de la formación de gobierno, e incluso Garzón ha añadido que las negociaciones puramente dichas no empezarán hasta la próxima semana, una vez que IU escoja el sábado a los integrantes de su comisión negociadora. Por ambas partes aseguran que hay esperanza de que se pacta para desbancar al PP al frente del Gobierno e impedir así que haya nuevos comicios que, desde su punto de vista, si se repiten saldría reforzado el partido de Mariano Rajoy.

Por eso, Lara ha lanzado un aviso a quienes tengan la tentación de poner zancadillas para que no se llegue a un acuerdo de mayoría de progreso y les ha dicho que si lo hacen serán castigados por la ciudadanía. Después de media hora de conversar con el líder socialista de una manera "tranquila y amable", Garzón ha sacado la conclusión de que efectivamente Sánchez "va en serio", como ya dijo ayer y ha insistido, a diferencia de Podemos, en que no es el momento de hablar de "sillones" ni de carteras ministeriales porque eso, si llega, se hablará en una fase posterior.

"No hay ninguna puerta cerrada a un futuro gobierno o una posibilidad de entrar", ha apuntado Lara en alusión a la oferta de Podemos, recalcando que en este momento solo se está hablado de "programa". Y del mismo modo, tampoco descartan apoyar un Ejecutivo de Sánchez en el que pudiera estar Ciudadanos si les gusta el programa, aunque, en principio, no creen que "ese futurible sea probable".

También han recalcado que ellos votarán en la investidura de acuerdo con sus convicciones y sin mirar lo que haga Podemos. Ante la pregunta de este medio, Garzón ha reiterado que "Izquierda Unida no tiene líneas rojas para negociar y espera acercar posturas con el PSOE en aquellas cosas que les separan, entre ellas la derogación de la primera reforma laboral socialista que la formación incluye en su paquete de medidas".

En cambio, no está en ese programa de prioridades la convocatoria de un referéndum en Cataluña, aunque espera que ERC, que al igual que DiL ha sido excluida de esta primera fase de diálogo promovida por el PSOE, al final acabe entrando en las negociaciones.

Entre las medidas programáticas propuestas por Izquierda Unida se encuentran la aprobación de una reforma fiscal progresiva, combatir el fraude fiscal, la aprobación de un Plan de Emergencia Social y de Empleo, elevar el SMI al menos un 20% en 2016, recuperar la edad de jubilación a los 65 años y 35 años de cotización, la creación de un Plan de Empleo-formación, modificar el artículo 135 de la Constitución, un Plan de apoyo a la economía social, la creación de una Banca Pública a partir de las entidades bancarias que están nacionalizadas, la derogación de las leyes que mantengan contenidos patriarcales y la derogación de un conjunto de normas aprobadas por el Partido Popular como la LOMCE o la reforma laboral.

Lo último en España