Presupuestos Generales del Estado

Arrimadas se cae del guindo y dice ‘no’ a los Presupuestos: «Las cesiones a ERC y Bildu son intolerables»

Inés Arrimadas se cae del guindo y dice 'no' a los Presupuestos: "Las cesiones a ERC y Bildu son intolerables".

Ciudadanos votará en contra de los Presupuestos Generales del Estado de 2021. Así lo ha asegurado este jueves Inés Arrimadas, líder de la formación naranja, en una rueda de prensa posterior a la la Comisión de Presupuestos del Congreso. «Las contrapartidas al nacionalismo son intolerables. Estos no son los presupuestos que económicamente necesita España», ha afirmado en alusión a los pactos del Gobierno de Pedro Sánchez con ERC y EH Bildu.

«Anunciamos que votaremos que no a los Presupuestos porque no cumplen para que los pueda apoyar un partido de centro, liberal y moderado», ha añadido Arrimadas. Minutos antes, su formación había votado en contra del informe de ponencia de los Presupuestos en la comisión parlamentaria. Las cuentas públicas se han aprobado en esta ponencia con la mayoría del Gobierno de Pedro Sánchez con sus socios: PNV, Más País, Compromís, Teruel Existe, ERC y EH Bildu. El próximo trámite será la aprobación de los Presupuestos en el Senado.

La líder del partido naranja ha acusado al Gobierno de Sánchez de «cogerse de la mano» de Oriol Junqueras, presidente de ERC condenado por el 1-O y de Arnaldo Otegi, el actual dirigente de EH Bildu. «Sánchez ha preferido coger la mano de (Arnaldo) Otegi y (Oriol) Junqueras antes que la mano de un partido moderado como Cs. Nunca más podrá decir que le han obligado o que no tenía otra opción. Pedro Sánchez ha preferido que se imponga la parte radical de su Gobierno en vez de la moderada», ha indicado.

Edmundo Bal, portavoz de Ciudadanos, ha sido el encargado de intervenir para explicar el voto contrario al dictamen de estas cuentas públicas. «Nos congratulamos por el trabajo realizado, muy intenso, y lamento la cerrazón del rodillo del Gobierno sobre nuestras enmiendas. Es decepcionante. Desde Ciudadanos votamos no a estos Presupuestos», ha señalado Bal durante su intervención.

En la Comisión de Presupuestos del Congreso se han debatido durante tres días las más de 3.900 enmiendas parciales que se han presentado a las cuentas públicas. En el informe de ponencia finalmente sólo se ha incluido una de las 66 enmiendas presentadas por la formación naranja, la relativa a la implantación de una tarjeta sanitaria única. El Gobierno de Sánchez y sus socios parlamentarios han tumbado iniciativas de Ciudadanos como las presentadas a favor de los autónomos y las pymes, las reducciones de las cotizaciones de las empleadas del hogar y de los colectivos de trabajadores vulnerables, así como las ayudas a la venta ambulante.

El Gobierno de Sánchez tiene atados los Presupuestos gracias a los acuerdos alcanzados con los partidos separatistas y con la formación proetarra de EH Bildu.

La propia Arrimadas ha sido la que más ha defendido llegar a un acuerdo con el PSOE para que los Presupuestos pudieran salir adelante en un contexto de crisis provocada por el coronavirus. Que Sánchez y Pablo Iglesias, vicepresidente segundo y líder de Podemos, hayan cerrado acuerdos con ERC y la formación de Arnaldo Otegi ha sido la ruptura definitiva en las negociaciones de Ciudadanos con el Ejecutivo central.

El informe de ponencia de los Presupuestos Generales del Estado ha salido adelante tras tumbar la mayoría de las enmiendas presentadas por la oposición. El resultado de este jueves ha sido de 19 votos a favor, 11 en contra y una abstención. PSOE, Podemos, PNV, Más País, Compromís, Teruel Existe, ERC, EH Bildu han votado a favor, mientras que PP y Ciudadanos han votado en contra.

Su pacto con ERC

El Gobierno de Pedro Sánchez pactó con ERC un acuerdo para lograr su apoyo a las cuentas públicas. Este pacto se basa en un severo castigo fiscal para los ciudadanos de la Comunidad de Madrid, concretamente una subida de hasta 5.900 millones de euros. Esto tiene como objetivo de acabar con el «paraíso fiscal» con el que suele acusar Cataluña a Madrid.

Otra condición que pusieron los separatistas y a la que Sánchez accedió fue poner fin al control financiero del Estado sobre Cataluña que activó el Gobierno del PP en 2015. Ese mismo año, el Ejecutivo de Mariano Rajoy activó un sistema de control sobre la región catalana para evitar que los impuestos que pagaban todos los españoles, como el IPRF o el IVA, fuera a parar la causa separatista, como el referéndum ilegal que finalmente se llevó a cabo en 2017.

El acuerdo con Otegi

El Ejecutivo de PSOE y Podemos también alcanzó un pacto con la formación proetarra de EH Bildu para la aprobación de las cuentas públicas. Todo ello pese a que la intención del partido de Arnaldo Otegi es «alcanzar la república vasca».

«No suscribimos las tesis de cuanto peor, mejor. Cuanto mejor, mejor. Y seguimos siendo conscientes de que tenemos por delante un proceso que, desde nuestro punto de vista, nos tiene que permitir crecer y alcanzar la república vasca. Y eso pasa hoy por decirle ‘sí’ a estos Presupuestos», afirmó el propio Otegi este miércoles en una entrevista concedida a TV3.

Otro de los objetivos de los socios de Pedro Sánchez no es otro que «tumbar el régimen». Así lo recalcó el pasado lunes el que fuera militante de la banda terrorista ETA en una rueda de prensa celebrada en la sede de Bildu.

«Nosotros vamos al Congreso y al Senado a parar a la derecha fascista y abrir ventanas de oportunidad a la democratización del Estado», apostilló Arnaldo Otegi, como si el régimen político de España no fuera democrático desde que se aprobó la Constitución de 1978, cuando Otegi era entonces uno más en ETA.

Lo último en España

Últimas noticias