Coronavirus en Madrid

Illa miente: el centro de alertas de la UE niega que en Madrid exista transmisión comunitaria

Madrid Illa
Mapa de los niveles de transmisión del virus del ECDC.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, dibujó este lunes un panorama desolador para la Comunidad de Madrid alegando una «transmisión comunitaria del virus». Sin embargo, eso no es lo que reflejan los datos que ofrece el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) de la Unión Europea: a día de hoy, sigue considerando que en Madrid no hay transmisión comunitaria. Es decir, que los contagios son zonales y rastreables. Sanidad conoce perfectamente estos datos, ya que es el propio Ministerio quien los aporta a la UE.

El ECDC desmiente en sus informes los datos que ofreció Illa este lunes para apuntalar la predisposición del Gobierno de Pedro Sánchez para el confinamiento de Madrid: la transmisión del virus en la Comunidad no es «comunitaria», sino que recibe una calificación de «cluster of cases» (grupos de casos).

Se trata, según la definición del ECDC, de contagios focalizados en zonas geográficas concretas (como las 45 áreas a las que se ha aplicado una restricción de la movilidad) y susceptibles de ser detectados, rastreados y aislados. Así califica la situación de Madrid este centro de referencia europeo para la lucha contra la pandemia, tal y como figura en su monitor actualizado para el seguimiento de la crisis sanitaria en el continente.

En el mapa que elabora el ECDC en base a estos datos, que acompaña a esta información, puede verse a España coloreada de naranja oscuro: es el tono correspondiente a una transmisión por clusters. Italia y Alemania, por ejemplo, también comparten calificación con España. Otros países como Francia o República Checa aparecen en rojo oscuro, el color con el que el ECDC representa las zonas donde sí hay transmisión comunitaria. Es el nivel más elevado de transmisión de cuantos establece la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La definición de este nivel de expansión del virus representa a un territorio donde los casos son muy elevados, con un brote generalizado y donde es prácticamente imposible determinar dónde se ha contagiado una persona. Es decir, una situación completamente descontrolada que, según el ECDC, no se da hoy en día en Madrid.

Sin embargo, según sostuvo este lunes Illa, Madrid está mostrando una «transmisión comunitaria» del coronavirus. No se trata de datos nuevos no comunicados a Bruselas, ya que según aseguró el ministro «venimos diciéndolo desde hace tiempo». Los registros del ECDC de las últimas semanas, sin embargo, no han modificado la definición de Madrid tal y como consta en el registro histórico: la última vez que tuvo consideración de transmisión comunitaria fue el pasado 14 de junio, cuando aún estaba activo el estado de alarma.

Sanidad se contradice

Pero hay un detalle aún más sorprendente: la clasificación que realiza la ECDC se realiza en base a la información que aporta el Ministerio de Sanidad español. Es decir, que mientras el ministro Illa sostenía tal afirmación sobre la transmisión comunitaria en Madrid, su departamento le decía otra cosa totalmente diferente a la Unión Europea.

«Este mapa está basado en información aportada al ECDC por los países miembros de la UE y Reino Unido sobre sus niveles de transmisión subnacionales del COVID-19», especifica el centro europeo.

Madrid confinamiento
Mapa de los niveles de transmisión del virus del ECDC.

Illa, por tanto, utilizó información distinta a la que el Gobierno de Sánchez le transmite a Bruselas para calificar la situación de Madrid de insostenible y volver a insistir en el cierre regional. Una afirmación que escuchó a apenas dos metros de distancia Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) y también uno de los 30 miembros del comité asesor del ECDC. Simón, pese a conocer los datos, no intervino ni corrigió al ministro.

Illa ‘condena’ a Madrid

Conocer estos datos no impidió a Illa insistir en el confinamiento de Madrid utilizándolo como argumento. «Hay transmisión comunitaria y no está bajo control la pandemia. Ha ido aumentando semana a semana. Las medidas son las que consideramos que hay que aplicar con carácter inmediato» advirtió este lunes en rueda de prensa el ministro Illa, en una comparecencia convocada justo tras fracasar la reunión entre Madrid y el Gobierno para buscar soluciones que eviten el cierre de la región.

Illa ha asegurado que aquellas zonas que superen los 500 casos por cada 100.000 habitantes «deberían limitar la movilidad». «No es descartable que haya que tomar más medidas en función de cómo vayan las cosas. Y ya vamos tarde. Hay que actuar con determinación», ha asegurado.

«Cuando uno va al médico quiere que le diga la verdad. Esto nos lleva a tomar el control para doblegar la curva. El Ministerio de Sanidad está para ayudar, pero pedimos a la presidenta Díaz Ayuso que se deje ayudar. Y que escuche», ha indicado Illa. «No hay que engañarse. Vienen semanas muy duras y hay que actuar con determinación».

Datos sin contexto

En su ‘exposición de motivos’ para confinar Madrid, Illa se puso la bata blanca y aseguró que «yo les voy a hablar de datos, de ciencia». Y a continuación comenzó a desgranar diversos indicadores que, a su parecer, apuntalan la teoría de que la situación en Madrid está descontrolada.

«Madrid ha comunicado 13.449 casos más desde el viernes. La mayor cifra de notificaciones de la Comunidad de Madrid en esta segunda ola», advirtió el ministro. Sin embargo, Illa hizo referencia al total de casos que se han sumado este lunes al balance de la pandemia, producto de los ajustes de las series históricas. Es decir, la inmensa mayoría de esa cifra no representan contagios hallados el fin de semana, sino antiguos (de semanas e incluso meses) que aún no se había sumado.

La realidad que arrojan los datos de Madrid para este lunes es que notifica 457 casos en las últimas 24 horas. Es la cifra más baja desde el pasado 24 de agosto, cuando se notificaron 332. El nivel de contagios mostrado este lunes retrotrae la situación a la que existía el pasado 31 de agosto, cuando se dieron 459 casos (dos más que la última cifra).

Además, Illa se agarró a la positividad de los test PCR, es decir, el porcentaje de personas que se someten a una prueba diagnóstica y dan positivo. El balance de Sanidad refleja una tasa del 20%. El índice está en claro retroceso: el pasado martes era del 23%. Illa ni siquiera lo mencionó.

La OMS también le desmiente

El ECDC no es el único organismo internacional que refleja en sus datos una mejoría -o una ralentización importante más bien- en la pandemia en Madrid. La Organización Mundial de la Salud, por ejemplo, muestra en su monitor subregional para Europa que el riesgo de contagio, representado en la incidencia acumulada, ha perdido terreno en la última semana. La primera de las restricciones.

Según la OMS, la incidencia acumulada se ha reducido en un 1% respecto a la anterior semana. Una cifra muy corta, pero que indica que la situación epidemiológica de Madrid no está empeorando. Los contagios muestran un lento retroceso que, de funcionar las medidas restrictivas impuestas, podría acelerarse.

En España, a nivel estatal, el centro de referencia para esta pandemia del Covid-19 es el Instituto de Salud Carlos III. Y a diferencia del escenario que dibuja el ministro Illa, también muestra indicadores que apuntan a la esperanza para Madrid a corto-medio plazo. El ISCIII elabora y actualiza un indicador, denominado razón de tasas,  que compara la incidencia acumulada de una semana a otra para detectar si está en aumento o retroceso.

Illa miente: el centro de alertas de la UE niega que en Madrid exista transmisión comunitaria
Mapa de la ‘razón de tasas’ del Instituto Carlos III, que muestra signos positivos para la evolución de Madrid.

En la última actualización del dato, adelantada por OKDIARIO, este índice era de 0,93. Todo lo que sea inferior a valores de 1 indica que el riesgo de contagio está «disminuyendo». De hecho, Madrid figura en verde en ese mapa.

Lo último en España

Últimas noticias