El Gobierno tiene ya reservado un nicho para la inhumación de Franco en El Pardo

Pedro Sánchez ha tomado la precaución de reservar un nicho en el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, para poder inhumar a Francisco Franco el próximo 10 de junio.

Cementerio de El Pardo
Cementerio de El Pardo

Pedro Sánchez ha tomado todas las precauciones para evitar que un contratiempo puede frenar su deseo de exhumar a Francisco Franco del Valle de los Caídos el 10 de junio. Con este objetivo, ha reservado ya un nicho en el cementerio de Mingorrubio en el Pardo, de forma que una imposibilidad física de inhumarlo allí no se convierta en un obstáculo a su deseo de enterrar los restos mortales del dictador en ese cementerio.

El plan está trazado. Los responsables de todos los detalles han sido la subsecretaria de Justicia, Cristina Latorre, y el presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez Armiñán. Ambos han llevado a cabo los preparativos y negociado con la funeraria la exhumación e inhumación de los restos de Franco.

El Gobierno tiene preparado también el argumentario para justificar el hecho de enterrarlo en El Pardo: es el sitio donde se encuentra la mujer de Franco, Carmen Polo. Y que si la familia nunca ha planteado problemas para que esté allí su abuela, no debería plantearlos para que esté su abuelo. El único problema legal en esa argumentación es que la decisión de la familia no es esa: ellos quieren llevarlo a La Almudena.

El cementerio acoge los restos mortales no sólo la mujer de Franco, sino también Carlos Arias Navarro, Luis Carrero Blanco, y ministros de Franco como Pablo Martín Alonso (Ejército) o Demetrio Carceller (Industria).

Los restos de Carmen Polo, la esposa de Franco, descansan en este cementerio en un panteón privado justo a su entrada. Llegando hacia su tumba, de hecho, se pueden ver las de Francisco Franco Salgado-Araujo o Carlos Iniesta Cano (el que fuera director de la Guardia Civil).
Pero todo ello no garantizaba el hecho de que los restos del dictador pudiesen tener cabida. Y es que el panteón privado de Carmen Polo es, evidentemente, privado. Y eso significa que si no se da permiso para introducir otro féretro, hay que buscar otra ubicación. Y eso ha hecho Pedro Sánchez.

Moncloa ha preparado ya hasta el último detalle de esta inhumación. Ha comprobado y reservado el espacio para poder llevar a cabo la inhumación, de forma que no se pueda argumentar que no hay espacio disponible para un tumba más. Moncloa pretende, de esta manera, proceder a trasladar el cuerpo del dictador allí y, si posteriormente es la familia la que quiere reagrupar a Carmen Polo y a Francisco Franco en el panteón, eso ya será problema de los nietos.

Enterradores preparados

El presidente del Gobierno ha ordenado a su equipo, además, tener un equipo de enterradores preparados para realizar la salida del Valle de los Caídos en cuatro horas con los restos de Franco. La funeraria encargada es la de Nuestra Señora de la Jarosa. Y la gestión de las negociaciones de todos estos detalles ha corrido a cargo del máximo responsable de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez Armiñán, quien recibió la orden hace ya más de dos meses de tener preparado el dispositivo, algo que pasaba por contactar con una funeraria para que estuviese prevenida.

Documentación, instrucciones e incluso la infraestructura están ya dispuestas para sacar el féretro y salir de la basílica del Valle en menos de cuatro horas. El equipo de enterradores conoce los planes del encargo que ha sido trasladado a la funeraria, que administra el Tanatorio de San Lorenzo de El Escorial, con sede en el pueblo de Guadarrama.

El presidente del Gobierno, además, tiene preparada una exhumación sin los honores de ex jefe de Estado que exige la normativa aprobada por el propio Zapatero, y todo ello en un acto a plena luz del día y delante de los asistentes al Valle. Todo un espectáculo, tal y como ha adelantado OKDIARIO.

Lo último en España

Últimas noticias