Crisis del coronavirus

Cebrián afirma que el Gobierno «es rehén de Venezuela» por Zapatero más que por Podemos

Juan Luis Cebrián
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez

«Hay quien piensa que el Gobierno es rehén de Venezuela debido a la presencia de Podemos, pero la mayor amenaza que puede esgrimir Caracas es desvelar la naturaleza oculta de las gestiones de Zapatero con Maduro o el origen de los millones de dólares depositados en Suiza por su antiguo embajador», escribe este lunes Juan Luis Cebrián en ‘El País’.

En su tribuna semanal en el diario que dirigió durante más de 40 años asegura que «la pandemia ha sido en ciertos aspectos una bendición para Sánchez, que ha evitado tener que explicar entre otras cosas el amigable encuentro del ministro Ábalos con la vicepresidenta venezolana, programado y no fortuito como se quiso hacer creer».

Y añade que «la debilidad del actual» Gobierno «socialista no se debe solo a su penuria de escaños ni a su irregular pacto con Podemos y los independentistas, sino sobre todo al descalabro interno del partido que comenzó con la obsesión de Rodríguez Zapatero por eliminar cualquier vestigio del llamado felipismo».

«Contra los que piensan que la pandemia marcará la derrota de la globalización, esta acabará imponiéndose tecnológica y humanamente», augura Cebrián. Para acto seguido exigir que «un Gobierno de progreso ha de atender al signo de los tiempos y ajustar el funcionamiento de las instituciones a las demandas de la ciudadanía. Abordar el desafío de la mayor recesión mundial de la historia en las condiciones en las que Sánchez y Casado tratan de imponernos supone una falta de lealtad a sus votantes, por más que con ello halaguen a la militancia».

Considera Juan Luis Cebrián que «las fuerzas de izquierda, fragmentadas y unidas solo por su antagonismo con la oposición, tienen ante sí una encrucijada histórica». Y critica, sin citarlo, al vicepresidente Pablo Iglesias: «Mientras sus portavoces se comporten en Cortes como si de una asamblea de facultad se tratara, los exabruptos y desplantes verbales seguirán abonando la fortaleza de la reacción conservadora».

«La pandemia ha sido en ciertos aspectos una bendición para Sánchez, que ha evitado tener que explicar entre otras cosas el amigable encuentro del ministro Ábalos con la vicepresidenta venezolana, programado y no fortuito como se quiso hacer creer»

«Si el socialismo español, huérfano de todo análisis teórico, persiste en sustituir el liderazgo por una camarilla clientelista dispensadora de favores, acabará el país en manos de la extrema derecha. Las famosas dos almas históricas del PSOE, las de Prieto y Largo Caballero, no son una exclusiva de ese partido. En España, los puristas del marxismo postularon la revolución para acabar colaborando con la dictadura. A los pragmáticos socialdemócratas se debe en cambio el impulso reformista que logró reconstruir Europa en alianza con la democracia cristiana tras la guerra. El mismo que permitió la larga etapa de cambios y consolidación democrática presidida por Felipe González«, escribe Cebrián.

«Al margen los refuerzos que en el corto plazo recaben los Estados, necesitamos construir una gobernanza mundial más eficiente y fiable que el sistema de Naciones Unidas» y, en este sentido, para el ex responsable de Prisa «la única comisión de reconstrucción verdaderamente útil, integrada por sindicatos y empresarios, pese a que su funcionamiento haya sido boicoteado desde La Moncloa». «Cuando la sociedad civil brega por encontrar soluciones pactadas el poder político las canibaliza en busca de réditos electorales», añade desde su tribuna. Un texto en el que se mofa, también, del responsable técnico de la pandemia: el director del Centro de Control de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

Simón es «bastante bobo»

«Es difícil mantener la coherencia en un equipo de Gobierno desnortado por la incidencia sanitaria, contra la que ha luchado manteniendo al frente a un señor bastante bobo», afirma el ex jefe de Prisa Juan Luis Cebrián sobre Simón. Sin citarle, Cebrián critica la actuación del científico en un artículo publicado este lunes en ‘El País’, el diario que dirigió durante años. Según Cebrián, el papel desempeñado por Simón no dejará «bien parada» a la «ciencia epidemiológica, si existe tal cosa», tras «esas comparecencias en las que los políticos se escudan en los expertos y los expertos en los políticos».

No es la primera vez que Cebrián abre fuego amigo contra la gestión de la pandemia del Gobierno socialcomunista de Sánchez e Iglesias en su columna de opinión semanal en ‘El País’. Ya en el mes de marzo aseguró que se había minimizado la amenaza que ha supuesto el COVID-19 para la salud de los españoles, entre otros, por parte del «funcionario todavía hoy al frente de las recomendaciones científicas que osó decir entre sonrisas que no había un riesgo poblacional» de contagios.

«Ha reaccionado tarde y mal. Faltan camas hospitalarias, falta personal médico, faltan respiradores, y falta también transparencia en la información oficial. En nuestro caso los periodistas tienen incluso que soportar que sus preguntas al poder sean filtradas por el secretario de Comunicación de La Moncloa», escribió entonces sobre Simón en referencia a su papel como portavoz del Ministerio de Sanidad durante la pandemia.

Lo último en España

Últimas noticias