Los CDR cortan la A-2 en Alcoletge: uno de los principales accesos a Lérida

Los CDR cortan parcialmente la A-2 en Alcoletge
Los CDR cortan parcialmente la A-2 en Alcoletge. Foto: EP

Los CDR no cesan en su intento de colapsar Cataluña como protesta tras la sentencia del 1-O que condena a los golpistas separatistas. Los independentistas han cortado parcialmente la A-2 en Alcoletge, uno de los principales accesos a la ciudad de Lérida.

El Servicio Catalán de Transito ha logrado abrir en la vía un carril en cada sentido para que no se colapse del todo el acceso, pero está generando colas de más de tres kilómetros en ambos sentidos, según ha informado el organismo en su Twitter.

Los CDR Ponent reivindican la acción y ha lanzado un comunicado llamando a "no normalizar la situación de injusticia y represión que sufre Cataluña", y han compartido en sus redes sociales una imagen del corte de la carretera.

La CUP tras los CDR

Sólo observando qué dirigentes políticos independentistas participan en cada acción de protesta, es fácil descubrir quién hay detrás de cada entidad organizadora. En las acciones del ‘Tsunami Democràtic’, las más numerosas y lesivas, es fácil encontrar a diputados de Junts per Catalunya como Laura Borràs, Aurora Madaula o Francesc de Dalmases. Los tres forman parte del ala más radical del partido y tienen un perfil muy similar al de la mayoría de seguidores del ‘Tsunami’: personas de mediana edad, con una posición económica y social estable y que se ha radicalizado en los últimos meses.

En las protestas de los CDR, más pequeñas pero más agresivas, es fácil encontrarse con diputados y cargos electos de la CUP. Además, la mayoría de acciones que organizan los autodenominados Comités de Defensa de la República, llevan la marca también de Arran, las juventudes de la CUP. El perfil de los que acuden a estas protestas, últimamente, es el de personas jóvenes, con la cara tapada y dispuestos a todo para conseguir sus fines mediante la violencia callejera.

El ‘Tsunami Democràtic’ y los CDR también se diferencian por la forma sobre cómo organizan sus acciones. Aquí la cosa también va de clases. El ‘Tsunami’ se parece más a JxCAT, con una mayor organización, aplicaciones móviles para las convocatorias, una capacidad de reacción mayor y el ‘seny’ catalán de apartarse cuando se ven en peligro. También disponen de más presupuesto, buena prueba de ello es el mantenimiento de las infraestructuras digitales que han creado o el montaje de escenarios y equipos de sonido en la AP-7.

Lo último en España

Últimas noticias