QUIERE QUE SEAN AUSCULTADOS POR MÉDICOS DEL ESTADO Y NO DE LA GENERALITAT

El Supremo traerá a los golpistas a cárceles de Madrid si siguen con su ‘huelga de hambre’ para no ir al juicio

Presos golpistas
Sánchez, Junqueras, Turull, Forn, Cuixart, Rull y Romeva en la prisión de Lledoners (Foto: Prensa Òmnium).
Comentar

El Tribunal Supremo estudia trasladar a cárceles madrileñas este mismo mes de diciembre a los presos preventivos Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn y Jordi Sànchez, si siguen adelante con su simulacro de huelga de hambre para demorar el inicio del juicio del 1-O. De este modo, podrían pasar las fiestas de Navidad en Estremera o algún otro centro penitenciario de Madrid.

Los presos golpistas dejarían de estar así bajo la custodia de la Dirección de Servicios Penitenciarios de la Generalitat, que les ha premiado con todo tipo de facilidades: otorga a sus visitantes la consideración de “autoridad pública“, por lo que pueden acudir a ver a los presos a cualquier hora del día, sin ningún límite de tiempo.

Los magistrados de la Sala Penal del Supremo quieren que, antes de que se inicie el juicio del 1-O, los cuatro presos en huelga de hambre sean examinados por médicos de Instituciones Penitenciarias o del Instituto de Medicina Legal Central, que dan servicio del Tribunal Supremo y a la Audiencia Nacional. El objetivo de esta medida es tener un diagnóstico imparcial de su estado de salud.

Actualmente, los cuatro presos están bajo los cuidados de un equipo de facultativos que dirige el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Cataluña, Jaume Padrós. Los golpistas no podían haber buscado un médico de más confianza: Padrós ha sido diputado de la Convergència de Jordi Pujol en el Parlament (entre 1989 y 1995) y fue uno de los fundadores de las Juventudes de Convergència. Más allá de su faceta profesional, Padrós ha asumido un papel de propagandista, pues fue el encargado de anunciar en rueda de prensa el inicio de la huelga de hambre.

El Supremo analizará el caso el martes

El ex conseller de presidencia Jordi Turull y el ex presidente de la ANC Jordi Sànchez fueron los primeros en ponerse en huelga de hambre, el pasado día 1, teóricamente para protestar por la demora del Tribunal Constitucional en resolver sus recursos. Luego se han sumado el ex conseller de Interior Joaquim Forn y el de Territorio, Josep Rull.

Para dar más dramatismo al asunto, Jordi Turull anunció el pasado día 6 –en una carta dirigida a un diario independentista– que acababa de firmar su testamento. Esta misma semana, Jordi Turull ha sido trasladado a la enfermería de la cárcel de Lledoners, donde sigue “recibiendo visitas y trabajando en su defensa con su equipo de abogados, con toda normalidad”, según ha informado la portavoz de los presos golpistas, Pilar Calvo.

La Sala Penal del Tribunal Supremo integrada por siete magistrados y presidida por Manuel Marchena celebrará el próximo martes, día 18, una sesión para resolver las cuestiones previas planteadas por las partes personadas en el juicio del 1-O. Entre ellas, la petición presentada por los abogados de la defensa para que la causa sea asumida por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Los golpistas creen que allí contarían con un tribunal más favorable, ya que parte de los magistrados del TSJC son nombrados a propuesta del Parlament. Sin embargo, con toda seguridad la petición será desestimada, ya que los delitos de sedición y rebelión son competencia del Supremo.

Últimas noticias