Bildu y el PSOE inician el ataque al alcalde de Pamplona por parar la charla «La brecha orgásmica»

Pamplona
El nuevo alcalde de Pamplona, Enrique Maya (Foto: EFE).

Una charla denominada ‘La brecha orgásmica’ ha sido la disculpa de Bildu y PSOE-PSN para lanzarse contra el alcalde de Pamplona (respaldado por UPN, PP y Cs). El equipo entero del regidor constitucionalista Enrique Maya ha sido reprobado por supuesta «censura política» a esa charla en lo que se dibuja ya como el asalto a Pamplona de dos formaciones que mantienen ya pacto estable por el control de Navarra.

La comisión de Asuntos Ciudadanos del Ayuntamiento de Pamplona, en poder de UPN, ha impulsado y aprobado la reprobación plena del Gobierno municipal de Navarra Suma por «aplicar y respaldar la censura política a una charla sobre igualdad».

Todo ello ha ocurrido esta semana. Se ha hecho por medio de una propuesta de EH Bildu y ha contado desde el primer momento con el respaldo pleno de Socialistas del Ayuntamiento de Iruñea (PSOE-PSN) y Geroa Bai (partido que lleva inmerso a PNV). En contra ha votado Navarra Suma: la coalición que engloba a UPN, PP y C’s.

La exposición de motivos de la reprobación destaca que el pasado 24 de enero, el Ayuntamiento de Pamplona «censuró una charla programada por el área de Igualdad del propio Ayuntamiento de Pamplona en la Casa de las Mujeres».

El título de la charla era ‘La brecha orgásmica: de cómo el patriarcado nos persigue hasta en la cama’. La responsable de la conferencia era la doctora en Intervención Social Paola Damonti. El despliegue publicitario de la charla corrió a cargo del área de Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona. Pero el alcalde Enrique Maya decidió suspender la conferencia. El rechazo del Ayuntamiento a la celebración fue llevado ante el Tribunal Administrativo de Navarra. Y este organismo ha sido el encargado de señalar que la suspensión no se ajustaba a derecho.

Pacto PSOE-Bildu

Hay que recordar que todo ello ocurre en el contexto de un pacto global entre el PSOE y Bildu. Un pacto que, no sólo ha permitido a Pedro Sánchez contar con el respaldo de los proetarras para sus Presupuestos, sino que ha blindado los acuerdos entre el PSOE-PSN y Bildu en Navarra.

La primera prueba de ello fue, de hecho, la decisión de la presidenta socialista de Navarra, María Chivite, de optar por el apoyo de los proetarras frente al de UPN para sacar adelante los Presupuestos forales.

Porque el portavoz de Navarra Suma (la alianza de UPN y PP y Ciudadanos), José Javier Esparza, ofreció a la presidenta del Gobierno foral la abstención de los 20 diputados de la coalición integrada por UPN, PP y Ciudadanos para no depender de EH Bildu a la hora de sacar adelante los Presupuestos autonómicos de 2021. Sin embargo, Chivite declinó esta mano tendida de Navarra Suma, que debido al contexto actual de crisis del coronavirus sólo ponía como «única condición» al Gobierno tripartito (PSOE, Geroa Bai y Podemos) que los proetarras no estuvieran en ninguna ecuación. Pero la dirigente socialista optó por EH Bildu (7 diputados) sin que fuera necesario.

Este gesto (Navarra Suma tiene el 40% de los diputados de la Cámara autonómica) no fue tenido en cuenta por la dirigente socialista, quien, a juicio de Esparza, «está vendiendo Navarra el independentismo vasco».

Además, el líder de UPN ha denunciado que Chivite pacte con los de Arnaldo Otegi sin exigirles que condenen la violencia de ETA y que pidan perdón a las víctimas del terrorismo. «Aquí en Navarra continúan haciendo homenajes a los presos etarras, como el que realizaron recientemente al asesino de nuestro compañero Tomás Caballero», ha lamentado Esparza.

En este contexto, desde Navarra Suma no entienden que el Gobierno socialista de Pedro Sánchez pida «generosidad» al líder del PP, Pablo Casado, para que apoye los Presupuestos Generales del Estado y luego Chivite rechace la «estabilidad» que ofrecía la coalición constitucionalista acordando las cuentas autonómicas sin Bildu. Ello denota que el ofrecimiento de Sánchez a Casado es «falso», sostienen desde Navarra Suma.

Previamente, a través de un comunicado, Esparza también denunció que Chivite había “decidido seguir ligando el futuro de los navarros a la estrategia de Bildu, sabiendo que es lo peor para el futuro de Navarra desde el punto de vista socioeconómico, desde el punto de vista de los principios éticos que deben fundamentar toda convivencia y para el mantenimiento de su identidad como comunidad propia y diferenciada». «No podrá decir que no tenía otra opción porque sí la tenía», subrayó el líder de UPN en dicho comunicado.

Lo último en España

Últimas noticias