El armero del ‘francotirador’ de Sánchez: “Era muy malo, siempre quedaba último en los campeonatos”

El armero del ‘francotirador’ de Sánchez: “Era muy malo, siempre quedaba último en los campeonatos”
Josep Vico
Comentar

El armero define al detenido como un hombre muy hablador, solitario y con problemas económicos

Su descripción coincide con la del presidente del club de tiro que le definía como un "tirador mediocre"

Josep Vicó el armero de Manuel Sánchez Murillo, el ‘francotirador’ de Sánchez, asegura que no era un virtuoso en el uso de fúsiles y escopetas. En el programa de Ana Rosa, en Telecinco,  el propietario de la armería lo ha dejado claro: “Era muy malo, en las competiciones de tiro siempre quedaba el último”. Vicó no veía en Sánchez Murillo al ‘experto tirador de precisión’ del que hablan algunas informaciones periodísticas y la investigación de los Mossos. También ha abundado en la personalidad “peculiar” del presunto magnicida que siempre tenía problemas económicos para pagar sus compras.

Hombre solitario

El armero define al detenido por planear un atentado contra Sánchez como un hombre solitario que se refugiaba en el deporte y las competiciones de tiro para socializar. Su relación iba más allá de despachar armas de fuego y munición, Sánchez Murillo no tenía prisa habitualmente y pasaba horas en la tienda, era “un hombre muy hablador que siempre venía con su perrito”. A pesar de ese carácter dicharachero nunca hablaba de política. El armero insiste en que no es el foro habitual, entre escopetas, para hablar de ese tipo de temas.

Tirador muy mediocre

Manuel Moreno, presidente del Club de Tiro de Tarrasa (Barcelona) de donde era socio el hombre detenido este jueves:“Era un tirador mediocre, por no decir otra cosa. Era un tirador de cuarta categoría que vaya, de francotirador y experto tirador lo dudo mucho. Imposible que fuese francotirador”, ha afirmado Moreno en una entrevista concedida este jueves a TV3.

Los que conocían la actividad deportiva del detenido coinciden en que no tenía las condiciones suficientes para llevar a cabo el plan que ha confesado él mismo a los Mossos. Lo que sí ha sorprendido a todos es el arsenal que atesoraba en su vivienda y del que no tenían noticia ni el armero ni el presidente del club de tiro.

 

 

Últimas noticias