La FAES de Aznar debatió el 22-D si C’s defiende la unidad de España mejor que el PP

faes
Patronato de FAES.

FAES ha albergado uno de los debates más polémicos que puede haber en estos momentos sobre el PP: el de si estará a la altura en la defensa de la unidad de España. Y con un factor adicional: si será más fiable que Ciudadanos en esa lucha contra el separatismo. Ocurrió en la celebración de la última reunión de su patronato. El 22-D, justo después de las elecciones catalanas. Y aunque el debate de los miembros de su patronato no se lanzó con ese asunto, acabó tornando en la discusión que más miedo le puede producir ahora mismo al partido de Mariano Rajoy: el de si sigue siendo la mejor opción dentro del bloque constitucionalista.

Dos protagonistas llevaron el peso de este debate. Josep Piqué y Ángel Acebes. El primero de ellos para plantear la cuestión de si el PP realmente aguantará la presión política que habrá de surgir por las demandas de los nacionalistas-separatistas y si será capaz de hacerlo en mayor o menor medida que el resto. Más en concreto, que Ciudadanos. El segundo, Acebes, para zanjar el debate ante la carga de profundidad que llevaba implícito y dejar claro que el ideario de FAES es la defensa de unas ideas que no encajan en la visión social de Ciudadanos.

El día era el indicado para una debate de fondo sobre lo ocurrido en las elecciones catalanas. El PP cosechaba su derrota más amarga con sólo tres escaños tras haber aplicado el 155 -posteriormente el recuento definitivo le elevaría el resultado a cuatro-. Los separatistas puros -JxCAT (34 escaños), ERC (32), CUP (4)- sumaban los sillones suficientes como para garantizar la continuidad de su gobierno y, con ello, de su golpe separatista. Y Ciudadanos se alzaba con 37 diputados -posteriormente se corregiría a 36-, desbancando al PP o PSC de forma mayúscula, como el abanderado del voto útil del constitucionalismo en Cataluña.

El presidente de FAES, José María Aznar, pidió un análisis de fondo de Jaime Mayor Oreja sobre la deriva que tomarían a partir de ahora los separatistas. Mayor habló de la estrategia que seguirán JxCAT, ERC y otros partidos nacionalistas o separatistas en otras plazas de España, como País Vasco o Navarra. De como mantendrán su estrategia demoledora de España y la Constitución como tónica de fondo, pero eludiendo en estos momentos un golpe directo como el perpetrado con el referéndum ilegal y la declaración unilateral de independencia, simplemente, porque habían fracasado en él. Y de como cambiarán de estrategia para adoptar ahora la defensa de una supuesta “consulta pactada“: un trampa en la que se verá muy tentada de entrar la izquierda y, en concreto el PSOE. Y ahí acabó el análisis.

Otro de los asistentes insistió en profundizar más en el debate. Era Alberto Ruiz-Gallardón. Las ideas empezaron a cruzar. Centrándose el debate especialmente en si el PSOE acabaría cayendo en esa tentación arrastrado por su podemismo y sus alianzas con los nacionalistas. Hasta que tomó la palabra Josep Piqué para lanzar una cuestión más incisiva: ¿Y el PP? ¿Aguantará el PP esas presiones sociales y políticas para no ceder a la “consulta pactada” o a otro tipo de cesiones?

A partir de ahí el debate cambió a una defensa de quién podría aguantar mejor esas presiones. Un debate que no tardó en albergar la comparativa de la evolución de Ciudadanos y del PP. Y que tampoco tarde en despertar el comentario de Ángel Acebes para zanjar la deriva de ese debate y dejar claro que la visión social de C’s -al margen de su papel en el tema catalán- no encajaba con la visión política global de los allí reunidos.
No se trata de la primera vez que FAES -o determinados sectores del think tank popular- dejan entrever sus simpatías por C’s.

Acercamiento de FAES a Ciudadanos

Los sectores del PP más cercanos a Mariano Rajoy, de hecho, están convencidos de que José María Aznar y su fundación (FAES) han iniciado un acercamiento a Ciudadanos. Según sus versiones, la que fuera fundación del PP, hace ya tiempo que ha empezado a lanzar mensajes en favor del líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Es más, según esas mismas fuentes, existe el convencimiento de que tras el fracaso electoral del PP, el auge de Ciudadanos y la posible renovación de la gobernabilidad separatista tras el 21-D, esos contactos se van a incrementar.

Estos sectores del PP afirman que “no se trata de un posicionamiento nuevo”. Y recuerdan la invitación de Aznar a Albert Rivera a la clausura de la II Semana Atlántica que se celebró en junio de este mismo año en el Instituto Atlántico de Gobierno, la escuela de líderes creada por el expresidente Aznar. Allí, Rivera fue invitado a realizar la conferencia final en presencia de Aznar y el ex director de campañas del PP, Gabriel Elorriaga, alabó la figura de Rivera y el papel de C’s como alternativa “centrista” y como ejemplo de “renovación política” en Europa. Elorriaga añadió en aquel momento que esto demuestra que la “renovación” puede venir de una alternativa “centrista, moderada y liberal” porque Rivera es un político de “una progresión extraordinaria, casi única en la historia política española”. En la reunión del patronato del 22-D no estaba presente Elorriaga, pero algunos de los asistentes no tardaron en recordar ese capítulo.

Comentar

Últimas noticias