España

El PDeCAT deja solo con el referéndum a Puigdemont y asume que debe regenerarse desde la oposición

David Bonvehí, Neus Munté y Marta Pascal en la reunión del PDC (Foto: Efe).
0 Comentar

El PDeCAT deja solo con el referéndum a Carles Puigdemont y asume que debe regenerarse desde la oposición. El sector más joven del PDeCAT ansía la refundación del partido y volver a su ‘ala’ moderada lejos de buscar la celebración del referéndum y mucho menos una declaración unilateral de independencia en Cataluña.

Para cumplir todos estos requisitos, ganas y gente no les faltan. De modo que buscan desligarse del ex presidente Artur Mas y del actual jefe del Ejecutivo catalán, Carles Puigdemont. Consideran que ambos están dando publicidad negativa a la formación por distintos motivos.

Los casos de corrupción de la antigua Convergència encabezados por el clan Pujol seguidos de la gestión de Mas lastran la imagen del PDeCAT que guarda silencio estos días. A esto se suma la radicalización y el empeño de Puigdemont en llevar la declaración de independencia hasta el último extremo haciendo caso a ERC, que gana puestos en las encuestas ante un más que posible adelanto electoral.

Los consejeros de Cultura e Interior de la Generalitat Santi VilaJordi Jané son, entre otros dirigentes, los que más apuestan por un mayor autogobierno de Cataluña sin romper con España. Volver al nacionalismo histórico de la formación o un viraje al modelo del PNV. Según las fuentes consultadas, en este sector ya dan por hecho unas elecciones anticipadas a finales de año y esta vez la formación concurrirá sin el ‘colchón’ de ir en coalición.

Las encuestas son las que son y en el PDeCAT son conscientes de que la deriva soberanista solamente les ha servido para acarrear inhabilitaciones. En votos, los de Puigdemont pierden a favor de ERC, que siempre ha defendido la línea actual: referéndum con o sin el favor del Gobierno. Por ello y ante esta perdida de apoyo, la mayoría de diputados del PDeCAT asumen en privado que necesitan “regenerarse desde la oposición”.

Saben que la formación no está preparada para unos comicios de inmediato y que primero deben regenerarse en los congresillos sectoriales —que ya están celebrando— y eligiendo a un nuevo líder que sea más acorde a este represo al nacionalismo dentro de España que busca el sector más joven. Estos dirigentes, y diputados como Jordi Xuclá, contarían con el apoyo de los ex miembros de Unió que si el PDeCAT abandona el giro independentista estarían dispuestos a sumarse a la formación.

El consejero Vila hizo este jueves un llamamiento a recuperar los valores de los partidos tradicionales. El catalán reivindicó en una conferencia el modelo liberal y los valores fundacionales de los partidos convencionales ante el “sobrecalentamiento ideológico” y el “bluf de la nueva política”. En una comida que organizaba la Cámara de Comercio de Barcelona, Vila habló en clave política asegurando que la alianza de los republicanos y los anticapitalistas es “antinatural”.

“Las libertades sin condiciones de vida garantizadas nos dejan vulnerables al populismo y a la demagogia “, dijo Vila, quien añadió que para preservar las virtudes del capitalismo hay que “garantizar la equidad y la cohesión social”. La dura prueba que tienen por delante estos consejeros es la de comparecer en actos o dar pruebas, a petición de ERC, para hacer ver a la ciudadanía que van enserio con lo del referéndum y que el Gobierno catalán se implica lo suficiente como para que pueda celebrarse.

Fue muy criticado entre algunos dirigentes la firma “sin carga jurídica” de la convocatoria de la consulta en el Palau de la Generalitat la víspera a Sant Jordi. Según las fuentes consultadas, Puigdemont les ocultó a sus propios consejeros “hasta el último minuto” el contenido del compromiso criticando su “falta de confianza”. Reconocen que en el PDeCAT se respira estas semanas “un ambiente enrarecido” y siguen considerando que el presidente de la Generalitat “es un verso suelto” que “va por libre”.

Este sector crítico reconoce que para poder avanzar como partido creíble deben romper con la CUP y explican que “poco a poco” la formación está dando pasos para cumplir ese propósito, primero desvinculándose de votar lo mismo que la formación radical en el Parlament. Las tensas relaciones no dan para más y una vez que Puigdemont se ‘sacrifique’ por la consulta junto a ERC, el PDeCAT volverá a su senda nacionalista y a regenerarse desde la oposición tras el próximo batacazo, ya asumido, en las urnas.

Últimas noticias