En juego: 3.000 empleos directos y 20.000 indirectos

Los trabajadores de Nissan se rebelan: convocan una masiva manifestación frente al Congreso el 15 de julio

Los trabajadores de Nissan se rebelan: convocan una masiva manifestación frente al Congreso el 15 de julio
Los trabajadores de Nissan se rebelan: convocan una masiva manifestación frente al Congreso el 15 de julio

Los trabajadores de Nissan no se rinden, desde que se produjo el anuncio del cierre de la planta de la Zona Franca el pasado 28 de mayo los empleados declararon la guerra al fabricante japonés, alegando que no existen motivos para cerrar la fábrica de Barcelona. Ahora preparan una nueva manifestación que esta vez tendrá lugar en Madrid el próximo 15 de julio con la presencia de más de 1.500 trabajadores.

Así lo han confirmado los sindicatos a OKDIARIO que aseguran que «los trabajadores se manifestaran frente al Congresos de los Diputados en una concentración que saldrá de Atocha para exigir a Pedro Sánchez que modifique el artículo 51 con el objetivo de que la opinión del Gobierno sea vinculante en el informe que justifica el cierre de la planta» y critican que «de lo contrario dejará en la estacada a más de 23.000 familias que dependen de la Zona Franca».

Los sindicatos llaman a los trabajadores a la concentracción:»Son semanas muy importantes para el devenir de nuestro conflicto, por eso más que nunca es importante que las movilizaciones sean masivas».

Sánchez aseguro el empleo

En un escenario en el que el presidente del Gobierno aseguró en el mes de enero que, tras una reunión en el Foro de Davos con los líderes de la alianza Renault-Nissan, que «el mantenimiento del empleo en la planta de Nissan en Barcelona está garantizado. Durante nuestro encuentro de hoy en #Davos2020, el Gobierno de España y la Alianza Renault-Nissan hemos reafirmado nuestra voluntad para seguir trabajando juntos para asegurar la viabilidad de la factoría». Promesa que no cumplió. 

Sánchez agotó todas sus oportunidades para que la firma japonesa continuará su producción en Barcelona, la última fue poner encima de la mesa 100 millones de euros de los 400 millones que costaría traer un nuevo vehículo a la planta de la Zona Franca, insuficiente para el fabricante, que decidió el pasado 28 de mayo irse de la ciudad condal.

Comienza la negociación 

Este miércoles ha tenido lugar la primera reunión para cerrar la planta de Nissan en Barcelona. El fabricante automovilístico ha decidido que no dará vuelta atrás, tras asegurar que mantiene el expediente de regulación de empleo (ERE) en sus centros de producción en Cataluña, aunque ha manifestado su voluntad de diálogo, además de aceptar la mediación propuesta por parte de la Generalitat.

En un comunicado, la compañía japonesa ha explicado que ambas partes han aceptado dicha propuesta de mediación, mientras que la representación de los trabajadores ha pedido la suspensión o retirada del ERE de la plantas de catalanas. Por su parte, la empresa ha indicado que no puede atender esta demanda porque el marco legal de dicho procedimiento «es el que garantiza la seguridad jurídica necesaria para todas las partes».

Los trabajadores en pie de guerra

Por su parte, los trabajadores de Nissan explican que «la empresa nos ha dicho que no va a retirar el ERE, que está dispuesta a negociar y que dentro del proceso podría estudiar el poder ampliar los plazos más allá del 31 de julio».

Ante la próxima reunión prevista para el martes de la semana que viene, las mismas fuentes han sostenido que su postura va a ser la misma: «Para poder avanzar hay que retirar el ERE y poder hablar de todo, no solo del cierre, sino también de poder hablar del futuro de Nissan».

La reunión se ha celebrado en los Servicios Territoriales de la Conselleria de Trabajo de la Generalitat en la calle Albareda de Barcelona, ante la que se han concentrado unos 500 trabajadores. Este encuentro llega dos días después de que los representantes de los trabajadores no acudieran a la primera reunión del proceso oficial de consultas entre la dirección y los trabajadores porque no reconocen el proceso.

Lo último en Economía

Últimas noticias