REE e Indra en el punto de mira

Tensión en las empresas del Ibex con capital público ante el próximo consejo de SEPI

Red Eléctrica
Sede de Red Eléctrica en Sevilla (Foto: REE).

El repentino cambio de Gobierno ha venido acompañado del relevo en la presidencia de las grandes empresas públicas. Sin embargo, las compañías cotizadas participadas por la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) permanecen a la espera de conocer cómo afectará a sus órganos de dirección la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa. Fuentes próximas al Gobierno dan por hecho que habrá cambios de primer nivel en algunas cotizadas.

Tras el nombramiento de Maurici Lucena -cuya trayectoria ha estado muy ligada a la política catalana- como nuevo presidente de Aena, otras tres empresas del Ibex 35 están a la espera de conocer cuáles son los planes del Ejecutivo para sus consejos de administración. Se trata de Red Eléctrica Española (REE), Indra y Enagás. No obstante,en este último caso, la espera está siendo menos tensa debido a que la participación de la SEPI en el accionariado de Enagás se limita al 5%, lo que complica un cambio de primer nivel.

El nuevo Gobierno todavía no ha contactado con estas compañías de manera oficial u oficiosa para explicar cuáles son sus planes. Un gesto que preocupa, dado que las empresas cotizadas deben prepararse con tiempo para cualquier movimiento que esté relacionado con su gestión.

El primer relevo podría producirse en REE, según fuentes próximas a la SEPI. Su presidente, José Folgado, tiene un pasado ligado al Partido Popular. A falta de conocer el nombre de su sucesor, cabe la posibilidad de que el relevo sea tranquilo, puesto que en su consejo de administración hay nombres vinculados al PSOE, como el de Alberto Carbajo, que podría ser un buen candidato para Moncloa y conoce bien la compañía.

Otra de las compañías en el punto de mira es Indra. Con una participación del 20%, la SEPI tiene poder para precipitar también en esta empresa un relevo. La continuidad de su presidente, Fernando Abril-Matorrell, ha estado en entredicho en las últimas semanas, si bien en su entorno no se pierde la esperanza de que siga al frente de la compañía en el medio plazo.

Por último, en Enagás se ha afrontado la transición del Gobierno con más calma. La SEPI solo tiene un 5% de su capital, lo que otorga a la Junta General de Accionistas el poder en la toma de decisiones sobre nombramientos. Además, el nombre de su presidente, Antonio Llardén, está vinculado al PSOE y el peso de los accionistas privados en su capital ha permitido a la compañía mantener esa independencia en tiempos del Gobierno de Mariano Rajoy.

No obstante, sí podría ponerse sobre la mesa el relevo de su consejero delegado, Marcelino Oreja, y de su consejera independiente, Isabel Tocino. Dos nombres ligados al PP.

El debate estará abierto hasta el próximo 27 de julio, fecha en la que el consejo de la nueva SEPI se reunirá y podría estudiar estos cambios o aplazarlos hasta la vuelta de vacaciones. Mientras, en el entorno de algunas de las compañías afectadas lamentan la falta de comunicación del nuevo Ejecutivo con sus gestores y advierten que la transparencia es vital para las empresas que cotizan en Bolsa.

Temas

Lo último en Economía