Emprendedores

En qué consiste un rebote técnico

Emprendedor
Emprendedores

Existen emprendedores que esperan, a partir de la inversión de su capital, conseguir unos beneficios tales que les permitan tener suficiente líquido para iniciar su actividad empresarial. Uno de los espacios donde es posible invertir, a la espera de obtener rentabilidad, es la bolsa. Es un espacio de compraventa de acciones, el valor de las cuales depende de la correlación existente entre las expectativas generadas por parte de una compañía y la realidad.

Uno de los errores más comunes de los inversores más inexpertos es invertir después de que, durante un determinado tiempo, haya habido una subida en el valor. El razonamiento es el siguiente: “Si ha subido, significa que mucha gente invierte en ello y que, por lo tanto, se trata de una inversión con futuro”. Ahora bien, la realidad puede ser bien distinta: por un lado, se aconseja invertir en periodos bajistas, a la espera de una subida posterior. Por el otro, puede que la subida haya ocurrido como consecuencia de un rebote técnico.

Se trata de una subida pronunciada del valor de una acción después de que haya sufrido un descenso en periodos anteriores. No se trata de un ascenso que se haya dado por razones productivas o de competitividad, sino solamente por el mero hecho de que, después de un descenso, el valor tan bajo genere un repunte ficticio por la simple inversión de muchos inversores que creen que es un ascenso motivado por una mejora de la compañía. Una vez acabado este breve periodo de tiempo de euforia, se vuelve a la situación anterior con una caída especialmente acusada del valor.

¿Cómo reconocer un rebote técnico?

No siempre es fácil diferenciar un rebote técnico del inicio de un verdadero periodo alcista. En teoría, un rebote se produce sin que haya habido noticias relacionadas con ninguna mejora alrededor del sector o de la propia empresa. Es decir, se trata de una subida que no está apoyada por ningún factor de tipo competitivo. Implica, además, una entrada inesperada de inversores que desean adquirir la acción sin que se dé ningún tipo de explicación.

En cambio, en los casos de periodos alcistas de verdad, hay una serie de factores relacionados con la marcha de la empresa o su estructura, noticias de fomento de la actividad en el sector o medidas gubernamentales encaminadas a favorecer al sector. Entonces, pues, sí que podría ser recomendable invertir.

Últimas noticias