Orange

Orange recorta dividendo, aumenta la desconfianza de los inversores y entra en terreno negativo en Bolsa

Orange recorta dividendo, aumenta la desconfianza de los inversores y entra en terreno negativo en Bolsa
Orange Bank

La compañía francesa de telecomunicaciones Orange no atraviesa su mejor momento. Esta semana, la operadora ha anunciado su nuevo plan estratégico con un recorte de su dividendo hasta los 70 céntimos por acción. La desconfianza de los inversores ante estos planes, ha hecho que las acciones de Orange acumulen un desplome de casi un 10%, por lo que la empresa entra en terreno negativo Bolsa con una caída de alrededor de un 3%.

Además, la operadora ha señalado también esta semana que no volverá a retornar a tasas de crecimiento positivas en España hasta el año 2021. Esta desconfianza del mercado se ha materializado en la subida de sus CDS (Credit Default Swap), un seguro que los inversores pagan para blindar sus inversiones ante posibles incumplimientos por parte de la compañía, y que se han disparado un 20% desde el pasado mes de septiembre. Cuanto más alto es el CDS, mayor desconfianza en el mercado.

La cotización de Orange se encuentra en su nivel más bajo de los últimos tres meses. «La empresa francesa anunció un compromiso de reparto mínimo del dividendo anual de 0,70 euros por título hasta el año 2023, lo que no resulta atractivo en absoluto para los inversores, en especial para los institucionales. Debemos de tener en cuenta que los inversores esperaban un dividendo más elevado, entre los 0,75 y 0,80 euros por título», ha destacado Diego Morín, analista de IG Markets.

Un entorno competitivo «más duro»

El director financiero de Orange Group, Ramón Fernández, ha destacado que el entorno competitivo en España es «más duro» desde la segunda mitad de 2018 y seguirá teniendo impacto en las cuentas de la operadora en 2020. Sin embargo, la empresa ya está trabajando en su respuesta a este escenario aprovechando sus «muy sólidas bases» para crear un «plan de transformación muy sólido para retomar el crecimiento».

Orange también planea segregar sus actividades de torres de telefonía móvil en Europa a través de «entidades dedicadas» bajo el control de la compañía gala, que establecerá las primeras de estas «TowerCos» en Francia y España en 2020.

Esta semana la compañía también ha anunciado un acuerdo con Cellnex. La empresa española de servicios e infraestructuras adquirirá un portafolio de 1.500 emplazamientos de telecomunicaciones por 260 millones de euros, según ha informado la firma de infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas, que financiará la operación con caja disponible.

Lo último en Economía

Últimas noticias