Lo bueno de presidir el banco malo: Echegoyen gana un 5,2% más en 2016 y roza ya los 464.000 euros

Sareb - alquiler
Jaime Echegoyen, presidente del Sareb.

El presidente de Sareb, el banco malo, Jaime Echegoyen, ganó un 5,2% más en 2016, con lo que su retribución rozó los 464.000 euros, incluyendo un salario fijo de 385.000 euros más un variable próximo a 79.000 euros.

Exactamente recibió 463.791,95 euros, frente a los 441.000 euros de 2015, gracias a que cobró un variable de 78.791,95 euros, devengado en los últimos tres ejercicios.

Aún así, no supera los 500.000 euros que la sociedad inmobiliaria decidió establecer como máximo para el conjunto de fijo y variable, aunque la legislación establece ese tope únicamente para el fijo.

Según el informe de gobierno corporativo de la sociedad remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el consejo de administración de Sareb, incluyendo al presidente, se repartió 1,181 millones en 2016, un 0,84% menos que un año antes.

El pasado año se mantuvo la misma retribución máxima que estuvo vigente para 2013, 2014 y 2015, que establecía que Jaime Echegoyen, como consejero ejecutivo, recibía un fijo de 385.000 euros más un variable máximo del 26 %.

El resto de consejeros, los externos, cobran como mínimo 75.000 euros, que se elevan a 85.000 si pertenecen a algún comité del consejo de administración o a 95.000 si presiden uno de estos.

La alta dirección de la sociedad inmobiliaria percibió 4,83 millones, un millón de euros o un 2% más que en 2015, aunque hay que tener en cuenta que ha pasado de 17 a 19 miembros y se incluye un cobro de un plan de fidelización.

Temas

Lo último en Economía

Últimas noticias

. . . . . . . . .