Consolidación bancaria

Citi da casi por hecha la fusión Unicaja-Liberbank y ve probable la de BBVA y Banco Sabadell

Fusiones bancarias
Algunas de las fusiones bancarias que están sobre la mesa.

Tras analizar todas las posibles combinaciones de bancos en España, el gigante de la banca de inversión Citi considera que hay una probabilidad muy alta de una fusión de Unicaja-Liberbank (la operación con las negociaciones más avanzadas, si no contamos CaixaBank-Bankia) y considera que también es probable, aunque menos, una boda entre BBVA y Sabadell, cuyos contactos iniciales adelantó OKDIARIO.

Citi analiza 19 posibles combinaciones (realistas) entre los bancos cotizados y las evalúa con los tres criterios habituales para estas operaciones: encaje estratégico, creación de valor para el accionistas (y reparto de ese valor entre las dos partes) y los requisitos de capital. También incluye en el análisis la diferencia de tamaño y de cultura entre posibles parejas, así como la voluntad del Santander, el principal actor de nuestra banca (voluntad que es no meterse en ninguna fusión si puede evitarlo).

Su conclusión es que el escenario más probable es que Unicaja compra Liberbank y que Santander, BBVA y Sabadell se mantienen en solitario. Un escenario al que concede probabilidad media es que Unicaja compra Liberbank, BBVA hace lo propio con Sabadell y Santander sigue solo. Finalmente, concede probabilidad baja a otro en el que, además de esas combinaciones, Santander se queda con la fusión de Unicaja y Liberbank, como desearía el Gobierno.

A su juicio, Unicaja y Liberbank son bancos bien capitalizados pero poco rentables y vulnerables al escenario económico actual, situación que mejoraría con una fusión. «Por la cultura de Unicaja, más conservadora que la de la mayoría del sector, y por el hecho de que sean más ‘iguales’ entre ellos, vemos una elevada probabilidad de unión entre Unicaja y Liberbank», que además se beneficiaría de las ventajas concedidas por el BCE para incentivar estas operaciones.

BBVA-Sabadell: menos probable pero interesante

Respecto a BBVA, Citi reconoce que su apetito por las fusiones no es muy grande, pero recuerda que ha reconocido estar abierto a embarcarse en una si crea valor y no requiere ampliar capital (y tiene un tamaño grande, lo que la limita al Sabadell). «Creemos que una unión BBVA/Sabadell tiene una probabilidad media (a un precio aceptable para ambas partes), porque los retornos para los dos serían significativos, las carteras de crédito son complementarias y , aunque las culturas son diferentes, BBVA podría inculcar su enfoque de aseguramiento y gestión del riesgo sin demasiadas dificultades». Y añade, que, si al final se produce, lo más probable es que BBVA venda las problemáticas operaciones de Sabadell en Reino Unido (TSB).

Ahora bien, añade que la elevada exposición del Sabadell a las pymes (el sector más afectado por la crisis del covid) significaría que el BBVA tendría que asumir un mayor riesgo.

Citi también contempla una posible adquisición del Sabadell por el Santander, si bien la considera menos probable por las mayores duplicidades entre sus libros de crédito y por la reticencia del banco que preside Ana Botín. Ahora bien, reconoce que tiene un atractivo: el potencial para dar la vuelta a o integrar las actividades de el Reino Unido, EEUU y México. Finalmente, concede una pequeña probabilidad a una fusión a tres bandas de Sabadell, Unicaja y Liberbank: «Pese a ofrecer un upside atractivo, sería complicado de llevar a cabo en cuanto a las negociaciones del canje y a las diferencias culturales».

Fusiones a tres bandas, casi descartadas

Tampoco otorga grandes posibilidades a que BBVA se quede con Unicaja-Liberbank, porque la creación de valor para el banco que preside Carlos Torres sería limitada y el esfuerzo de integración no merecería la pena, «dado que el tiempo de sus gestores estaría mejor empleado en gestionar los riesgos en México, por ejemplo».

En cuanto al Santander, Citi opina que está más interesado en una fusión internacional que nacional y que, por ello, es probable que no se implique en esta ronda de concentración «salvo que les animen los reguladores y los políticos (y el precio tendría que ser bueno)». Si no fuera así, no cree que se implicara con Unicaja-Liberbank por las mismas razones que BBVA: demasiado esfuerzo que puede dirigirse a gestionar el negocio en los diferentes países.

Lo último en Economía

Últimas noticias