Rafa para para recuperar su rodilla y poder disputar la gira de tierra al completo

Nadal lo da todo por ‘su’ tierra

Nadal
Rafael Nadal celebra su victoria en Roland Garros. (Getty)

Nadal ha decidido renunciar al Masters 1000 de Miami y no forzar más de la cuenta en Indian Wells con la vista puesta en la gira de tierra, que quiere disputar al completo y en la que defiende 4.680 puntos.

Camino de los 33 años y con las lesiones haciendo mella en su físico desde hace más de una década, Rafael Nadal ha tomado la decisión de mostrar sus prioridades en cuanto a los torneos del calendario ATP se refiere. El manacorense, aquejado de unas fuertes molestias en la rodilla derecha, se bajó del tren en Indian Wells y renunció a su billete en Miami con la vista puesta al que será su objetivo en este 2019 y de aquí a que cuelgue la raqueta. La tierra batida, su tierra, la que tantas alegrías le ha dado a lo largo de los años y en la que sigue siendo el gran dominador.

La temporada de tierra está a la vuelta de la esquina y Nadal debe defender gran parte de los puntos que a día de hoy le colocan como número dos del ranking ATP. Rafa quiere, como cada año, disputar la gira entera y para ello la mejor decisión era parar hasta recuperarse plenamente de sus molestias físicas, aunque para ello debiera renunciar a dos Masters 1000 y un partido de semifinales de Indian Wells con Federer al que, eso sí, habría llegado forzado y con la necesidad de arriesgar su físico.

Las declaraciones de Nadal minutos después de confirmar su retirada del torneo californiano sirvieron para tranquilizar sobre su estado físico, pero también para atender a las prioridades del tenista balear. "Mi plan es Montecarlo, Barcelona, Madrid, Roma y Roland Garros. Este es mi plan. Es el calendario que he hecho toda mi vida y espero completarlo un año más. No tengo dudas de que estaré listo para Montecarlo", afirmó Nadal, que se ‘saltó’ directamente el Masters 1000 de Miami para contestar lo único que rondaba su cabeza al ver que no estaba en plenas condiciones para medirse a Federer.

Madrid y Roland Garros, grandes objetivos

Rafa defiende en los cinco torneos de tierra la friolera de 4.680 puntos, correspondientes a sus títulos en Montecarlo, Barcelona, Roma y Roland Garros, más los cuartos de final de Madrid. Nadal, teniendo en cuenta estos datos más el atractivo personal que le general los torneos de casa y el siempre especial segundo Grand Slam del año, ha optado por apostarlo todo por la tierra y por Roland Garros, donde podría proclamarse campeón por duodécima vez.

Ahora, la recuperación del manacorense de su maltrecha rodilla derecha debe ser completa y con la paciencia que le otorgan las semanas de descanso al bajarse del Masters 1000 de Miami. El balear sabe que debe dosificarse. Las rodillas le invitan a parar y la pista dura no le favorece para ello, pero la llegada de la tierra batida le mantendrá motivado para seguir haciendo historia en la superficie en la que ha batido récord tras récord a lo largo de los años.

Últimas noticias