Atiende a OKDIARIO antes de la presentación de su libro, 'Reinvéntate'

Jaime Alguersuari: «¿Mi relación con Alonso? Envidio a los pilotos que se ayudan entre ellos»

Jaime Alguersuari
Jaime Alguersuari ha cambiado la Fórmula 1 por la música. (Sight Barcelona)

La vida de Jaime Alguersuari (Barcelona, 1990), necesitaba un cambio radical. Joven, talentoso y con éxito, el piloto más joven de la historia en el momento de su debut no sentía la Fórmula 1 como había soñado desde pequeño, en un proceso que le llevó hasta el extremo antes de encontrar en la música a su particular salvador. Jaime atiende a OKDIARIO antes de la presentación oficial de su libro, ‘Reinvéntate’, en cuyas páginas que narra las vivencias que le llevaron a dejar la Fórmula 1 para dedicarse a la música, el mundo que sí ha podido sentir como suyo a partir de despojarse de una identidad que ha cambiado por Squire, su alter ego como artista.

Pregunta: ¿Por qué escribir un libro en este momento?

Respuesta: La realidad es que antes de este momento no me sentía capacitado para escribir mi historia de manera objetiva y razonable. Básicamente porque era muy reciente y no había cerrado el capítulo de mi retirada, de mi aventura una vida en el mundo del motor y sentía una especie de rechazo, de odio por mi parte. Lo primero que tenía que hacer era curarme para entender quien era, quién soy y que es lo que quería en mi vida. El momento de abrirme, de desnudarme ha llegado ahora y explicar qué he sentido y qué es lo que me ha pasado y si esta historia alguien se puede sentir ayudado en su vida habrá valido la pena escribirlo.

P: Tenías un sueño en la Fórmula 1… ¿Qué es lo que lleva a este cambio, a ‘reinventarte’?

R: Creo que todo viene de una manera orgánica, no decido de la noche a la mañana cambiar mi vida. Todo empieza por preguntarte a tí mismo: ¿Estoy contento aquí? ¿Me hace feliz estar en este circuito, con este sistema de trabajo en el mundo del motor? O si me gustaría empezar en un ámbito nuevo, con gente distinta en otro sector de mi vida. Me lo pregunté con 25 años pero venía de muchas temporadas en muchas categorías que no eran la Fórmula 1 y de unos pocos años de iniciación haciendo música como productor. Hasta que un día pensé que no me compensaba más, que no formaba parte de esta familia. Necesitaba un cambio, conectar conmigo mismo y culturizarme como persona, no sólo quedarme dando vueltas a un circuito. Por esto vino la intención de dejarlo y abrir un nuevo capítulo en mi vida.

P: Uno de los puntos de inflexión de su carrera es el rechazo que se produce desde Red Bull. ¿Cómo sucede aquello y cómo afecta a la persona y al piloto?

R: Me encontraba en el mejor momento de mi vida profesional y te viene todo de cara. Te valoran, te respetan, llegan los resultados… Tenía 31 puntos en Fórmula 1, ganábamos a equipos con mucho mayor presupuesto. Estábamos sacando lo máximo de lo que teníamos y no me esperaba un giro de 180º . Una vez te dan un par de bofetadas en la vida sí que aprendes y es una cura de humildad para decir. Estoy muy bien, entiende que eres un privilegiado por estar donde estás y por lo que tienes, y te das cuenta que con eso te das valor a ti mismo porque en cualquier momento lo puedes perder. Eso te hace mirar la vida desde otro punto de vista. Por eso en ese momento yo no estaba preparado para nada de eso, era un niño de 21 años y empezó a entrar dentro de mí una sensación de odio y recelo… y eso es lo peor que puede venir porque viene esa energía negativa que te mata el talento, las ganas de poder hacer cosas.

P: La formas de Red Bull tampoco fueron las mejores…

R: Las formas fueron las suyas, pero no les guardo ningún tipo de rencor ni energía negativa. De hecho, me encantaría enviarles el libro y agradecerles todo lo que han hecho por mí, porque me han ayudado desde que tenían 15 años. Creo que no fueron las maneras de acabar una relación ni decir lo que dijeron en prensa, pero respeto a todo el mundo aunque no comparto la decisión. No hay que ponerse al nivel de nadie, hay que apechugar y sacar la mejor versión de ti, dando una lección de madurez, de humildad y de trabajo.

P: ¿Es posible aceptar que en la Fórmula 1 actual se puede valer más por el dinero que por el talento?

R: Es un sistema de negocio, desgraciadamente, y que creo que tampoco es tan negocio porque a día de hoy los números de la Fórmula 1 no son envidiables. Es un sistema que cada vez está más pervertido y es una pena para los fans y el mundo del motor. Imagino que es inevitable, pero yo ya no estoy ahí. A mí me desengañó, me quitó la inocencia que tenía dentro, y parte del amor hacia las carreras y el disfrute de pilotar un Fórmula 1. Me preguntaba a mí mismo qué sentido tiene seguir desarrollando neumáticos si me van a pedir dinero para volver. Estoy disfrutando, pero si no puedo volver de una manera legal, que valoren mi competitividad y mi sacrificio, como pasaría en tenis, golf y otros deportes más humanos, qué sentido tiene dedicar mi vida a esto. No me siento conectado con este sector ni con este mundo.

P: Ha sido, junto a Carlos Sainz y Fernando Alonso, referencia española en la Fórmula 1. ¿Qué puede decir de ellos?

R: De Carlos, es un piloto que admiro y quiero, tengo sentimientos hacia él y hacia su familia. Lo que representa la familia Sainz en España es una referencia y los admiro. A nivel personal siempre he tenido un trato muy amigable y le deseo lo mejor para que sea feliz. Lo mismo le deseo a Fernando Alonso, que sea feliz donde quiera estar. Desgraciadamente no tuve la misma relación que he tenido con Carlos y con otros pilotos, pero le deseo lo mismo.

P: ¿Cree que Alonso pudo sentir celos por su llegada a la Fórmula 1?

R: No lo sé. Fernando había ganado dos Mundiales y yo acababa de empezar. Envidio los pilotos finlandeses que se ayudan entre ellos, comparten momentos y juntos… envidio esa relación. Ahora estoy en otro lado pero me hubiera gustado compartir momentos como el que compartí con Marc Gené, que me cedió las llaves de su casa para trabajar con una máquina para el cuello. Me dio consejos igual que yo pude incidir un poco en la carrera de Carlos Sainz. Me gusta ver que entre los pilotos españoles podemos ayudarnos y que sea un deporte que sea menos egocentrista y egoísta. Esa relación, desgraciadamente, nunca la he tenido con Fernando Alonso.

P: ¿Por qué abandonó su nombre a la hora de pasar de la Fórmula 1 a la música?

R: Era una cuestión personal. La música era tan importante o más que los coches. Decido que quiero enfocar mi vida por otro camino y no creo que sea ético ni moral entrar en un mundo en el que no tengo un nombre ni me he ganado ningún respeto, sólo porque seas un nombre medio conocido en un sector. No es mi manera de hacer las cosas. Crear un alter ego, Squire, y publicar música trabajando en un estudio sí es la manera de crearte un respeto y un espacio en la música. Nunca me he sentado en el estudio para ser famoso ni hacerme millonario. Quiero comunicarme a través de la música para expresar un sentimiento y si lo comparte una persona o mil millones es una consecuencia, no un objetivo.

P: Nació en Barcelona y sigue residiendo allí. ¿Cómo vive la situación política actual?

R: Tampoco he hablado mucho de política ni creo que deba hacerlo, para eso están los políticos. El pueblo puede dar su opinión de como se siente y yo he dado la mía. Es un derecho civil y democrático. Comparto que me sabe mal y estoy triste por convivir una sociedad que se transmite crispación, sobre todo entre gente que yo quiero, y que nos tengamos que faltar el respeto e insultar y violentar verbalmente por nuestros pensamientos políticos. Tenemos que ser mucho más inteligentes y entender que no somos nada ni nadie, y pensar de una manera más madura que todos somos uno. Cuando hay una sensación de odio hacia alguien la respuesta no es dando un ataque, sino entendiendo. Si no estás de acuerdo no los votes, pero no faltes al respeto y que esto se convierta en un partido de fútbol, y todo se ha convertido en un sinsentido, en un apuñalamiento verbal que hace 50o 60  años se habría convertido en una guerra civil.

P: ¿Ha sido atacado verbalmente por expresar ideas que contrastan con el independentismo?

R: Sí. Ahora mismo estoy en el ojo del huracán, en el centro de la tormenta. Internet no ayuda, la libre expresión no juega a tu favor porque hay muy pocas cosas reguladas y todo vale. Eso es un problema. Hay mucha gente que me ha faltado al respeto y ha mentido y si yo les invitara a un café en mi casa, no vendrían. Todo lo que me han dicho ya lo han dicho y lo justifican crispando  y emitiendo más odio, pero no hay que devolvérselo.

Lo último en Deportes

Últimas noticias