Universo

Los peligros más terroríficos de viajar al espacio

peligros viajar espacio
Descubre qué peligros tiene viajar al espacio

Problemas de visión, problemas cardíacos, pérdida de masa muscularViajar por el espacio no es un paseo por el parque. De hecho está lleno de consecuencias para la persona que viaja por lo que repasamos ahora los peligros más terroríficos de viajar al espacio.

Los peligros más terroríficos de viajar al espacio

Cualquier astronauta que viaje al espacio en misiones como las que se realizan en la Estación Espacial Internacional necesita de un tiempo de recuperación una vez regresa a la Tierra dado que las consecuencias de viajar al espacio pueden ser bastante terroríficas si se analizan al detalle.

Afortunadamente, los científicos ahora tienen muchos datos sobre las pruebas que atraviesa el cuerpo de los astronautas y los peligros de viajar al espacio. Estos fueron proporcionados a través de la experiencia de los gemelos Scott y Mark Kelly, quienes con una genética casi idéntica, fueron reclutados por la NASA en 2015 para estudiar las consecuencias fisiológicas de los vuelos espaciales. Scott Kelly pasó un año a bordo de la ISS, mientras Mark lo esperaba en la Tierra. Estos son los principales cambios notados en el cuerpo de Scott y los astronautas que lo siguieron.

Alargamiento de la columna

En la Tierra, cada persona está sujeta a la gravedad y, por lo tanto, está «apiñada» sobre sí misma. Pero en el espacio, la gravedad es mucho menor: las vértebras traseras se expanden y la columna vertebral se estira como un resorte. Por lo tanto, los astronautas pueden ganar hasta un 3% de su tamaño inicial, según la NASA. Estos pocos centímetros se pierden en los meses posteriores al regreso a la Tierra, a costa de dolores de espalda y, en ocasiones, hernias de disco.

Pérdida de visión 

Se requiere una excelente vista para convertirse en astronauta. Pero después de varios meses en el espacio, se deteriora en casi el 75% de ellos. Se cree que este síndrome se debe a un cambio en la presión intracraneal: en la Tierra, los fluidos son arrastrados hacia abajo por la gravedad, mientras que en el espacio, se acumulan en el cráneo, lo que aumenta la presión en la espalda y en los ojos.

Algunos astronautas, pero no todos, recuperan sus facultades visuales cuando regresan a la Tierra. En general, cuanto más larga sea la estancia en el espacio, mayores serán las consecuencias. Este es un problema real para las misiones a Marte, que no deberían durar seis meses, sino dos o tres años llegando a existir el riesgo de que los astronautas pierdan la visión.

Mayor exposición al cáncer

Los astronautas están expuestos a rayos cósmicos, corrientes de partículas que circulan en el espacio. Se sabe poco sobre los efectos de estos rayos, pero según la NASA, podrían actuar sobre el ADN y aumentar el riesgo de contraer cáncer.

Músculos y huesos más débiles

La masa muscular de los astronautas puede disminuir entre un 20 y un 30% después de una estancia en el espacio. Esto se debe a la microgravedad, que te permite moverte sin ningún esfuerzo. Un simple movimiento te permite impulsarse de un extremo al otro de la ISS. El problema es que, cuando no se usan, los músculos se debilitan. Por lo tanto, los astronautas se ven obligados a hacer ejercicio todos los días durante al menos dos horas y media para limitar la atrofia muscular.

Asimismo, el esqueleto ya no necesita sostener el cuerpo contra la gravedad. Al igual que el músculo, se debilita cuando no está en uso, lo que lleva a los astronautas a perder entre un 1 y un 2% de su masa ósea por mes.

Problemas de corazón

En el espacio, los astronautas se encuentran en una situación de microgravedad: “flotan” y ejercen mucho menos esfuerzo que en la Tierra. El trabajo del corazón disminuye porque ya no envía tanta sangre a las extremidades inferiores. Este órgano tiende a encogerse, debilitarse e incluso redondearse. Vuelve a su forma inicial unas semanas después de regresar a la Tierra. Pero se desconocen los efectos a largo plazo de tal modificación.

Estrés, aburrimiento, trastorno del sueño

Muchos experimentaron esto durante la pandemia: quedarse atascados en un espacio pequeño con las mismas personas puede tener un impacto psicológico grave. Muchos astronautas sufren así de estrés y aburrimiento, ligados a la monotonía de la vida espacial, la distancia con los seres queridos e incluso a una pérdida de conciencia sobre el tiempo.

Además, la microgravedad degrada considerablemente su sueño. Por ello, los astronautas experimentan fatiga e incluso más estrés. Para limitar estos riesgos, se lleva a cabo una preparación psicológica antes de cada viaje al espacio.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias