Frutas

¿Por qué nos pica la lengua cuando comemos piña? La razón es sorprendente

pica lengua piña
Descubre el motivo por el que nos pica la lengua cuando comemos piña

La piña es sin duda una fruta de verano excelente para comer durante los días más calurosos (no en vano es la protagonista de un cóctel muy famoso). Incluso es protagonista de una curiosa polémica dado que muchas veces suele hablarse de ella refiriéndose a cuándo aparece en la pizza, pero al margen de esta receta tan peculiar, comer piña es un gran placer… pero ¿por qué sentimos la boca tan rara al masticar ? En concreto, ¿Por qué nos pica la lengua cuando comemos piña? La razón es sorprendente así que te la desvelamos a continuación.

¿Por qué pica la lengua al comer piña?

El motivo por el que nos pica la lengua cuando comemos piña tiene que ver por lo visto con  complejo enzimático llamado bromelina y que puede que te suene porque suelen ser precisamente el complejo que se vende en cápsulas para mejorar la digestión resaltando además siempre que proviene de la piña.

Es decir, que algo que nos permite disfrutar de una fruta realmente digestiva, nos provoca también ese ligero regusto picante que nos queda en la boca cada vez que comemos piña .

La respuesta a la duda que planteamos se descubrió hace un par de años, en un artículo publicado en la revista Annals of Allergy, en el que se explicaba de qué moda la bromelina es una proteasa, un tipo de enzima que descompone las proteínas en aminoácidos, una característica única de la piña.

Sin embargo, se puntualizó que todavía no existía  mucha evidencia sobre la palatabilidad de la bromelina o cómo la enzima da su sabor y sensación típicos en la boca. Según los científicos, es muy probable que después de comer varios trozos de piña, la bromelina comience a descomponer algunas de las proteínas mucinas que forman la capa mucosa protectora de nuestra boca.

En teoría cuando comes piña, la concentración de bromelina ronda los 500 microgramos por mililitro, y aunque no se trata de una  concentración muy alta en realidad, lo cierto es que nuestra boca la percibe, afecta a nuestras proteínas y por ello reacciona con ese pequeño picor, pero hay que decir que es una enzima segura incluso en concentraciones mucho más altas. Por ejemplo, el gel oral de bromelina, que tiene una concentración de 200 a 400 veces mayor que la piña, se puede aplicar directamente en la boca porque es antiinflamatorio. De hecho, al margen del picor que sintamos, sus propiedades pueden compensar las úlceras bucales.

En resumen, la razón por la que nuestra boca se siente tan extraña después de comer la fruta es porque, en pocas palabras, la bromelina está atacando las proteínas que se encuentran en la capa protectora de la membrana mucosa de nuestra boca. Además, también podría ser la acidez del jugo lo que nos da la extraña sensación de picor, pero no será este un impedimento para que sigamos disfrutando de una de las frutas más recomendadas.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias