Salud

Qué es la extravasación

extravasación
Descubre qué es la extravasación

La extravasación es la fuga de fluido de un conducto o vaso que lo contiene hacia el espacio intersticial o tejido que lo rodea. Este término se utiliza frecuentemente en medicina para referirse a la salida de plasma en los vasos sanguíneos.

También se utiliza para las filtraciones de otros fluidos, como linfa, células sanguíneas, orina o medicamentos administrados por vía intravenosa.

Causas y posibles consecuencias de la extravasación

Las causas de la extravasación son múltiples; puede producirse por la rotura de las paredes del vaso que contiene el fluido o por la alteración de la presión osmótica.

Específicamente en los procesos inflamatorios, esta filtración se refiere a la movilización de los leucocitos a los tejidos adyacentes en un proceso denominado diapédesis o extravasación de células.

Este nombre también es utilizado para describir el mecanismo de metástasis por el cual las células cancerosas abandonan el torrente circulatorio para colonizar otros órganos o tejidos.

Otro tipo de extravasación es la intravenosa, que se refiere a la fuga de medicamentos administrados por vena que puede llegar a ser muy peligroso en función del medicamento administrado.

Esto puede causar daños irreversibles, especialmente en el caso de los medicamentos más tóxicos, como los que se utilizan en quimioterapia, que tienen actividad vesificante y las soluciones con alta osmolaridad, las que pueden dañar y destruir los tejidos.

Las manifestaciones clínicas dependen del tipo de químico extravasado, los que pueden ser:

Pueden ser medios de contraste, que alteran la osmolaridad y la compresión de los tejidos, produciendo isquemia secundaria. Además, puede provocar un síndrome compartimental.

O bien agentes antineoplásticos, que tienen alta toxicidad celular y se clasifican en irritantes (generan una reacción inflamatoria local) o agentes vesicantes (generan necrosis tisular, descamación y es más frecuente que produzcan secuelas a largo plazo que los agentes irritantes).

La extravasación de fluidos de irrigación puede causar graves complicaciones en las intervenciones quirúrgicas. Estos fluidos son soluciones salinas que tienen diversas funciones, como el lavado de cavidades durante las operaciones.

Un ejemplo de ello se da en la artroscopia, donde se utiliza fluido de irrigación a alta presión, lo que permite distender una articulación y abrir un espacio para la intervención quirúrgica.

Otro tipo de extravasación es el de la orina, que ocurre generalmente a causa de un bloqueo de los conductos urinarios, haciendo que la orina fluya hacia el exterior del aparato urinario. Esto puede producir urinoma, una acumulación encapsulada de orina extravasada, generalmente en el área de los riñones.

Lo último en Curiosidades