Cine

Así fue el nacimiento del cine

nacimiento del cine
El cinematógrafo se basaba en el efecto de la persistencia retiniana de las imágenes sobre el ojo humano.

El nacimiento del cine se produjo de la mano de dos franceses, los hermanos Lumière, Auguste Marie y Louis, que inventaron el proyector cinematográfico.

La historia del cine desde su nacimiento hasta nuestros días es larga. Las formas más simples de hacer cine hasta la tecnología actual explican su evolución. El nacimiento del cine se produjo de la mano de dos franceses, los hermanos Lumière, Auguste Marie y Louis, que inventaron el proyector cinematográfico en París el 28 de diciembre de 1895.

El cinematógrafo se basaba en el efecto de la persistencia retiniana de las imágenes sobre el ojo humano. En 1894 patentaron este invento y luego hicieron su primera filmación en la Société d’Encouragement à l’Industrie Nacionale de París, la película Salida de la fábrica Lumière, de la que realizaron tres versiones antes de su proyección pública.

Anteriormente, Thomas Alva Edison, inventor de la lámpara incandescente y el fonógrafo, casi estuvo de inventar el cine, al patentar el kinetoscopio. A partir de aquí, los hermanos Lumière tomaron nota de ello e inspirándose en ello crearon otro dispositivo algo más innovador que el anterior. Entre sus ventajas es que permitía la toma, proyección y hasta el copiado de imágenes en movimiento. Para llegar a este invento, anteriormente, los hermanos hicieron pruebas para detener el movimiento en las fotos y lo consiguieron.

El cinematógrafo consistía en una caja de madera con un objetivo y una película perforada de 35 milímetros. La película se podía hacer rodar con una manivela para tomar las fotografías instantáneas que eran la base de la composición de cada secuencia y así luego se podía proyectar la filmación sobre una pantalla. Posteriormente a este invento, Louis Lumière patentó la fotografía en color hacia el año 1903. Se trataba de la placa autocroma, que se comercializó en 1907 y fue el único procedimiento en color hasta 1935.

A partir de aquí, los hermanos siguieron investigando, y tras la primera proyección pública en París, Louis Lumière decidió contratar y formar a diversos jóvenes para sostener su sistema de producción y explotación. Luego llegó el cine sonoro. En España, el cinematógrafo llegó el 15 de mayo de 1896, y se realizó una primera proyección donde se empapelaron de negro las paredes de la sala. Había películas de diecisiete metros cada una y se proyectaban a la pantalla desde el fondo de un salón.

Temas

Últimas noticias