Curiosidades

La dicotomía entre las medusas y las esponjas por fin ha sido resuelta

¿Cuál es el animal más antiguo de la Tierra?

animal más antiguo
Las esponjas acaban con el misterio del animal más antiguo
Comentar

Los orígenes de nuestro planeta siempre se han presentado como uno de los misterios que más curiosidad ha generado entre los seres humanos. La formación del planeta, los primeros organismos o la evolución del Homo Sapiens son todavía investigaciones en pleno proceso que buscan una resolución. En este caso hablamos de una de estas incógnitas que siempre ha rondado por nuestra cabeza pero que parece haber sido resuelta de una vez por todas ¿Cuál es el animal más antiguo de la Tierra? Te lo contamos.

Una lucha eterna

animal más antiguo
Las medusas ya no son las más longevas de la historia

Esponjas y medusas han “peleado” durante décadas para imponerse en el primer puesto del escalafón más longevo. Cientos de teorías aseguraban que las esponjas eran el animal más antiguo, mientras que otras tantas teorías afirmaban que ese título pertenecía a las medusas. Pues bien, parece ser que la duda se ha resuelto de una vez por todas gracias a un estudio encabezado por Davide Pisani, Profesor de Biología de la Universidad de Bristol.

La investigación ha sido exhaustiva pero finalmente han sabido dar con la tecla para identificar la edad de cada organismo y es que según argumentó Pisani: “Las hipótesis sobre si fueron las esponjas o las medusas los primeros animales en la Tierra, sugieren historias evolutivas completamente diferentes para los órganos clave en los animales, como el desarrollo del sistema nervioso y el digestivo”.  Pero después de basarse en las características clave de la anatomía animal se dieron cuenta que las esponjas podían definirse como el animal más antiguo sobre la faz de la Tierra.

Esponjas milenarias

animal más antiguo
Esponja de mar

Según el estudio recientemente publicado por la revista Current Biology, las esponjas conforman el linaje más antiguo de los animales vivos. Unas afirmaciones fundamentadas en datos genómicos  que sirvieron para comparar la anatomía de ambas especies. A partir de aquí tuvieron lugar una serie de simulaciones de modelos de evolución para los distintos organismos. Los resultados fueron claros, mientras que las medusas se alejaban del plan anatómico trazado por la evolución, los modelos basados en las esponjas coincidían perfectamente con la actual biología.

En palabras de Pisini: “Los análisis predictivos posteriores nos permitieron predecir cuál de las dos especies sería el modelo más acertado. La filogenómica, el uso de datos genómicos en filogenia, es una ciencia relativamente nueva. Ahora tenemos mejores herramientas analíticas y datos, y este estudio desafía seriamente el status quo aceptado hasta la fecha”.

Últimas noticias