Arturo Valls pide que no se politice la gala de los Goya y se convierte en el héroe de la noche

Comentar

Ha dicho lo que muchos piensan y sus palabras han cosechado por igual aplausos e insultos, pero para muchos se ha convertido en el héroe de la noche. Entrevistado sobre la alfombra roja, el actor Arturo Valls ha pedido que no se politice la gala de los Goya con reivindicaciones  completamente ajenas al cine.

Y es que buena parte del público está harto de que se utilice esta celebración cultural para hablar del “no a la guerra” o de los “presos políticos“. Preguntado por los periodistas al llegar a la gala, Arturo Valls ha explicado: “Me gustaría que se hablara más de cine, de los problemas que tiene el cine, no me parece que sea un escaparate para tratar otros temas. Me gustaría hablar de las películas, del trabajo de los actores, de lo que cuesta producir una película en España, pero no marear con otros temas porque al final se desvirtúan los mensajes y los discursos, creo que hay otros sitios para reivindicar estas cosas”.

Preguntado por sus preferencias, Valls ha apostado por Verano 1993 (la cinta dirigida por Carla Simón que ha arrasado en los Premios Gaudí) y por Sergio G. Sánchez como director novel (por su trabajo en El Secreto de Marrowbone). También ha lamentado que haya quedado fuera de las nominaciones Los del túnel, la comedia que interpreta a las órdenes del director Pepón Montero.

Las declaraciones de Artur Valls han despertado todo tipo de reacciones: ataques furibundos desde la izquierda (“machirulo” es lo más suave que le han llamado), pero también el apoyo de cientos de usuarios que comparten sus palabras:

Últimas noticias