Sencillos trucos para que tus hijos lean

Sencillos trucos para que tus hijos lean
lectura-1

Uno de los hábitos que debes conseguir inculcar en tus hijos desde temprana edad es el de la lectura. Y es que esta actividad les va a permitir disfrutar de una larga lista de ventajas, tales como ampliar su cultura, mejorar su lenguaje, divertirse, aprender valores…Sin embargo, es cierto, que no siempre es tarea fácil lograrlo, ya que hay niños a los que les cuesta más sentarse y permanecer quietos ante un libro o incluso prestar atención al mismo.

Si ese es tu caso, si te resulta muy complicado lograr el citado objetivo con tus vástagos, sigue leyendo. A continuación, te vamos a dar a conocer sencillos pero eficaces trucos que te ayudarán a alcanzar que tus hijos lean:

Temáticas que les gusten

De manera indiscutible, el principal y más importante consejo que hay que llevar a la práctica para lograr que los menores empiecen a interesarse por la literatura es que las obras que se les lean o regalen giren en torno a temáticas que les gusten. Y es que, de esta forma, se conseguirá que sientan interés por el libro, que encuentren un hueco para disfrutarlo y que no le dejen tirado en cualquier lado a la primera de cambio.

Así, hay que pensar bien qué hobbies tienen o qué cosas les llaman la atención para encontrar la narración perfecta.

lectura-2

Leer con los niños

Otro truco que hay que llevar a la práctica para alcanzar el objetivo citado es leer con los niños, ya que el hecho de compartir tiempo juntos para desarrollar esa actividad servirá para que los más pequeños de la casa lo asocien a algo especial, hermoso y divertido en compañía de sus papás. De ahí que no rechacen la literatura sino que empiecen a identificarla con aspectos muy positivos que propiciarán, por tanto, que se pueda crear el hábito en ellos.

Es interesante también resaltar que los adultos cuando se pongan a leer con los más pequeños es recomendable que lo hagan en voz alta y, a ser posible, representando las distintas voces de los personajes. ¿Por qué? Porque esa escenificación les resultará más atractiva y divertida, lo que contribuirá del mismo modo a lograr que se vaya creando el hábito que nos ocupa.

Dar ejemplo

Al igual que con otras muchas cosas, como comer verduras o contribuir a la realización de las tareas de la casa, es fundamental que los padres den ejemplo en materia de lectura. Es decir, que es necesario que los hijos vean a los adultos leyendo y teniendo siempre un libro a mano porque así les imitarán, no rechazarán la literatura y, poco a poco, la irán incluyendo como una actividad normal, frecuente y satisfactoria de su día a día.

Encontrar a diario un tiempo para compartir lecturas

Muy en relación con los dos trucos anteriores se encuentra este. En concreto, lo que plantea es que es importante que todos los días padres e hijos hallen un hueco en sus respectivas agendas para compartir tiempo y leer juntos. En muchos hogares, lo que se suele hacer es aprovechar el momento de irse a la cama para disfrutar en familia de la lectura de un cuento. Y esto es un auténtico acierto por todo lo positivo que trae consigo:

  • Se asocia a un momento feliz.

  • Permite que se identifique la literatura con un algo positivo, en tanto en cuanto permite que adultos y niños puedan compartir una afición en común y en armonía.

  • Sirve para que los papás den ejemplo a sus pequeños en cuanto a que hay que leer.

Llevarles a bibliotecas y librerías

lectura-3

Otro truco que se considera útil y efectivo a la hora de ir logrando que los niños lean es llevarles a bibliotecas y librerías, para que puedan entrar en relación con los libros de una forma desenfadada y lúdica. No obstante, también es recomendable que se lleve a los pequeños de la casa a talleres de lectura, a cuentacuentos, a gymkanas literarias…Y es que participar en estas actividades les permitirá ir asociando literatura y lectura con una actividad muy divertida, entretenida y positiva. ¿Resultado? Que de manera progresiva adquirirán el hábito de leer y, gracias al mismo y sin darse cuenta, ampliarán vocabulario, mejorarán su capacidad de comprensión, desarrollarán sus habilidades lingüísticas, aprenderán valores, adquirirán una notable formación cultural…

Otros trucos

Además de los expuestos, no hay que olvidar que existen otros consejos que también merece la pena seguir en pro de conseguir que los niños lean:

  • Regalarles de vez en cuando algún cuento o libro nuevo.

  • Periódicamente acudir con los mismos a la biblioteca para que puedan sacar alguna obra o a una librería para adquirir una obra.

  • Sorprenderles con alguno de los libros que hay a la venta y que tienen la particularidad de ser personalizados.

Lo último en Bebés

Últimas noticias