El recién nacido con síndrome de Down

El recién nacido con síndrome de Down
down-bebe

Impotencia, decepción e incluso dolor son algunas de las sensaciones que experimentan muchos padres que acaban de tener a un hijo con síndrome de Down (SD), una de las anomalías cromosómicas más comunes en todo el mundo. Pero no sólo eso, también pueden sentir miedo por no saber si van a estar a la altura de las circunstancias o si van a ser capaces de cuidar a su pequeño de la manera más correcta.

Ante todo ese cúmulo de sensaciones y dudas, lo que deben tener claro es que su recién nacido va a necesitar los mismos cuidados que otro y que el amor y el cariño son la herramienta necesaria para que crezca feliz. Una felicidad que también van a experimentar los papás, eso está seguro, una vez hayan asimilado la situación, porque tener un hijo, independientemente de que cuente con este síndrome o no, es algo maravilloso.

Para que especialmente esas primeras horas y días con el bebé sean lo más sencillas posibles, a continuación vamos a intentar adentrarnos en algunos de los temas sobre los que más dudas surgen respecto al cuidado de los que tienen SD:

Cuidados

cheerful little baby girl with Downs Syndrome

Ya lo hemos “dejado caer” anteriormente, pero es indiscutible que los padres sepan que su pequeño con síndrome de Down va a necesitar los mismos cuidados que si no lo tuviera. Es decir, que hay que seguir los pasos y consejos habituales para cambiarle el pañal, dormirle, vestirle, bañarle o incluso alimentarle.

No obstante, por supuesto, hay que tener en cuenta que, en determinados casos, los pequeños con esta anomalía cromosómica pueden nacer con algún problema específico de salud que requiera tener que acudir al médico de manera periódica. Pero esto es algo que también le puede suceder a cualquier otro bebé.

Darle el pecho

La lactancia materna está considerada como la mejor acción que puede llevar a cabo la mujer para conseguir que su bebé nazca sano y fuerte. Por ese motivo, las mamás con niños con SD no deben dudar en darles el pecho para alimentarles de la forma más completa y saludable posible.

Eso sí, hay que tener en cuenta que sus hijos quizás tarden más en comer. Pero eso no es ningún problema, siempre se le puede pedir consejo al pediatra o a la matrona sobre qué medidas llevar a cabo para facilitarle la tarea. En concreto, estos posiblemente les indiquen que hay ciertas posturas que ayudan notablemente a que los niños puedan mamar mejor, debido, entre otras cosas, a que suelen presentar un bajo tono muscular:

  • La posición de la mano de la bailarina.

  • La postura de la cuna cruzada.

  • La posición del jugador de rugby. Esta es especialmente interesante y útil, teniendo en cuenta que ayuda a que la madre pueda sostener bien la cabeza de su pequeño.

En este aspecto también es importante saber que los bebés con SD suelen tener frenillo, lo que puede provocar que su manera de succionar genere grietas en los pezones de sus madres. De ahí que estas es recomendable que, siguiendo las pautas de los pediatras, realicen ejercicios con sus hijos para, ayudándoles con sus dedos, conseguir que mamen de la forma correcta.

down-5

Suplementos

Los pediatras reconocen que los niños con esta anomalía cromosómica suelen ir cogiendo peso de una manera mucho más lenta. Por eso, en los casos que sea necesario, además de la leche materna, deben tomar algún suplemento que contribuya a su crecimiento. En este caso, se podrá optar por complementos de leche materna o bien de fórmula.

Estimulación temprana

down-3

En el libro “Manual de Atención Temprana para niños y niñas con Síndrome de Down” también se expone que es fundamental que desde muy pronto, concretamente a partir del primer mes de vida, se estimule el aprendizaje y desarrollo del bebé. Por este motivo, es aconsejable que los padres se pongan en manos de profesionales para así poder llevar a cabo ejercicios con sus hijos de cara a fomentar todas y cada una de sus habilidades y capacidades a todos los niveles.

Revisiones

Como hemos mencionado en algún otro apartado, el niño con Síndrome de Down puede nacer con alguna serie de trastornos o de problemas a nivel físico. De ahí que sea necesario que, desde el primer momento, sus padres le lleven periódicamente al pediatra, para que le haga las revisiones pertinentes, tenga controladas las afecciones que pueda presentar y, en caso de alguna malformación concreta, pueda establecer el tratamiento más adecuado.

Siguiendo estas recomendaciones, los padres que ahora se enfrentan al reto de cuidar a su hijo, que simplemente es especial, podrán acabar con algunos de sus miedos y disfrutar plenamente de la felicidad de compartir su vida con este bebé. No obstante, deben tener paciencia, no presionarse y, sobre todo, pedir apoyo y ayuda si consideran que la necesitan en algún momento.

Lo último en Bebés

Últimas noticias