Juguetes

Paneles Montessori: qué son y para qué sirven

Aunque no se trata de materiales diseñados por Maria Montessori, estos paneles se pueden crear respetando los criterios de la técnica Montessori.

Método Montessori: el modelo educativo para los niños

Dales autonomía a tus hijos. Hazlo de la mano del método Montessori

Actividades Montessori que los niños pueden hacer en casa

paneles Montessori
Descubre qué son los paneles Montessori

Los «paneles Montessori» en realidad no forman parte de la lista de materiales creados por Maria Montessori . Son herramientas que deben incitar al niño a practicar una serie de actividades –como cerrar botones, cremalleras, dos solapas de velcro…– y estimular su afinidad manual a través de una serie de acciones –agarrar, frotar, introducir, encender y apagar un interruptor, bajar una manija, insertar una llave. De este modo, aunque no fueran creados por esta maestra y pedagoga pueden ser muy útiles en el desarrollo infantil por lo que os explicamos cómo son y para qué sirven los paneles Montessori.

Paneles Montessori: qué son y para qué sirven

Muy a menudo, los paneles Montessori son creados por maestros, padres, artesanos u otros respetando, de manera más o menos fiel, las características enumeradas anteriormente. Otras veces en cambio no sólo no se respetan estos criterios, sino que por el contrario se propone una sobreestimulación sensorial , una amplia variedad cromática y un caos estético. ¿Cómo orientarse entonces?

Tipos de paneles Montessori

¿Qué pasaría si un padre quisiera comprar o construir paneles sensoriales Montessori ? La elección debe recaer exclusivamente en objetos creados en base a indicaciones pedagógicas Montessori , es decir, que favorezcan la concentración y profundización de una habilidad a la vez.

Los paneles multiactividades que muchas veces se publicitan y venden al público como juegos «inteligentes» o como juegos estimulantes para el crecimiento del niño, deberían, por ejemplo, ser excluidos , porque con su caos cromático y sus formas distraen al niño y no le permiten concentrarse en el refinamiento de las habilidades motoras manuales (los colores, las formas y los materiales deben ser lo más neutros posible).

Por lo tanto, un panel Montessori en forma de elefante (u otro animal o quién sabe qué más), con estímulos auditivos, táctiles y mnemotécnicos o multicolores presentados todos juntos, no garantizará la pertinencia con la pedagogía Montessori .

¿A qué edad proponer paneles Montessori?

Aclarada la premisa, si un padre quisiera crear o comprar un material para la estimulación táctil, manual o sensorial de su hijo, puede optar por una superficie con una forma geométrica simple (cuadrada, redonda, rectangular, triangular) sobre la que fijar objetos en colores neutros y con una textura interesante desde el punto de vista sensorial (metal, cuero, madera…) con los que el pequeño podrá afinar su destreza (mediante el cierre de un candado, una cerradura, un interruptor…) .

Un panel inspirado en los principios de Montessori estructurado de esta manera se puede ofrecer al niño de entre 15 y 24 meses aproximadamente , obviamente después de evaluar su interés y su nivel de competencia manual. Este panel irá fijado a la pared , de forma que pueda ser explorado por el niño de pie o sentado.

¿Cómo hacer un panel Montessori?

Si un padre quiere construir un panel Montessori en casa , ¿a qué debe prestar atención? En primer lugar, es importante decidir qué competencia del niño desea estimular a través del panel Montessori que vas a hacer, por ejemplo:

  • Cierres de ropa (cremalleras, botones, ranas, velcro, hebillas…);
  • Aperturas y cierres (candados, interruptores, cerrojos…);
  • Exploración táctil de diversas superficies (lisa, áspera, fría, cálida, blanda, picante…).

Una vez hecha la elección, un panel Montessori de bricolaje debe ser de material resistente , de buena calidad estética y debe tener un orden cromático.

Para las sujeciones podemos inspirarnos directamente en los bastidores de vestir diseñados por Maria Montessori , que son unos paneles creados para que el niño los coja y practique por ejemplo a abrir y cerrar botones o también a hacer nudos para cuando se viste o se pone los zapatos. Para cierres u otros tipos de estimulación sensorial, puedes dejar volar tu imaginación , optando siempre sin embargo por el orden, la armonía y la «limpieza» del espacio de trabajo (selecciona algunas experiencias, por lo tanto, algunos elementos para insertar en el panel, pero significativo) . Un posible panel que permita al niño acariciar diferentes superficies podría plantearse como una actividad a realizar con los ojos cerrados para aislar el sentido del tacto y así disfrutar de una experiencia sensorial más intensa.

Lo último en Bebés

Últimas noticias