Muere un niño atragantado por una uva en Nochevieja

atragantado por una uva
Muere un niño atragantado por una uva en Nochevieja

En Asturias es donde se ha producido la muerte de un niño atragantado por una uva

En España tenemos la tradición de despedir el año viejo y darle la bienvenida al nuevo tomando las doce uvas con las tradicionales campanadas de Nochevieja. Y precisamente esa costumbre hoy ha traído consigo la muerte de un pequeño. Sí, nos estamos refiriendo a la muerte de niño atragantado por una uva.

Sigue leyendo y conoce todos los datos de interés.

¿Dónde ha sucedido?

En Asturias es donde ha tenido lugar la historia que se ha convertido en noticia lamentablemente. Más, en concreto, ha tomado como escenario el barrio del Natahoyo de la ciudad de Gijón, donde se ubica la vivienda de la familia que no ha podido comenzar de la peor manera el 2019.

El protagonista

El pequeño que se ha convertido trágicamente en noticia en el día de hoy es un niño de 3 años de edad que ha fallecido como consecuencia de una uva.

El origen del caso

Como la gran mayoría de familias de nuestro país, la que ahora nos ocupa se encontraba en su hogar celebrando la cena de Nochevieja. Una velada en la que, por supuesto, estaba todo preparado para que, cuando llegaran las doce de la noche, todos tomaran las correspondientes uvas con las campanadas.

Atragantado por una uva

Al igual que sus padres y el resto de familiares presentes en la casa, el menor de 3 años comenzó a tomar las citadas uvas y ahí fue cuando se produjo la tragedia. Lo que sucedió fue que se atragantó con una.

Los padres intentaron hacer todo lo posible para ayudar a su hijo y, entre otras cosas, procedieron a llamar de urgencia a la Policía Local. Eso sirvió para que, de manera inmediata, se produjera el traslado del menor al Hospital de Jove.

Allí los doctores que procedieron a atender al menor estuvieron durante una hora intentando reanimarle, pero aquel se encontraba ya sin respiración y sin pulso, por lo que fue imposible conseguir salvarle la vida.

Consejos y precauciones para evitar atragantamientos en niños

Este trágico hecho nos tiene que hacer recordar que es importante tener mucho cuidado con el consumo de las uvas por parte de los niños y es que es fácil que se atraganten con ellas.

Distintos estudios llevados a cabo han venido que no es recomendable que las coman los pequeños de menos de 5 años, debido a que cuentan con unas vías respiratorias pequeñas y lo que es su reflejo de deglución es todavía inmaduro. Además, hay que tener en cuenta que las citadas uvas cuentan con una superficie que hace difícil su extracción y que esa bloquea fácilmente las mencionadas vías. Tanto es así que las estadísticas vienen a indicar que las uvas son la tercera causa de atragantamiento en niños.

Las otras causas principales de que sufran esa situación son las golosinas y los perritos calientes.

En el caso de que un pequeño se enfrente a una situación de ahogamiento, es importante que los adultos que se encuentren junto a ellos sepan como actuar:

  • Deben intentar que el pequeño en cuestión tosa de forma insistente.
  • Si el paso anterior no funciona, es decir, no consigue que expulse el producto que le está produciendo esa asfixia, es necesario practicarle los pertinentes primeros auxilios. Nos estamos refiriendo a la conocida maniobra de Heimlich.
  • En el caso de que no se sepa practicarle esa maniobra, hay que trasladar al menor rápidamente al centro sanitario más cercano para que allí los profesionales sean los encargados de conseguir salvar la vida del menor.

Otros consejos de interés

Además de todo lo indicado, hay otra serie de aspectos a tener en cuenta:

  • Es importante seguir las recomendaciones que se otorgan acerca de los productos que no se pueden comer a ciertas edades. Por eso, hay que ser estrictos en ese sentido en pro de evitar riesgos innecesarios.
  • A la hora de darle al menor salchichas, zanahorias o cualquier otro alimento es imprescindible que estén cortados en pequeños trocitos para que puedan tomarlos sin peligro de atragantarse.
  • Otros productos que también pueden provocar el atragantamiento de los menores son los caramelos, los cacahuetes, las manzanas, las palomitas de maíz, los chicles, las nubes, las aceitunas, los pistachos, las cerezas, las almendras e incluso el jamón serrano.

Temas

Lo último en Bebés