Higiene

Desodorante para niños: ¿A partir de qué edad comenzar a usar y de qué tipo?

Al margen de casos especiales el uso de desodorante para niños suele recomendarse a partir del inicio de la pubertad o cuando comienza la adolescencia.

¿Qué hacer cuando a un niño le huelen los pies o las axilas?

Eliminar olor de pies en niños

Higiene infantil: Cómo debe ser el aseo personal de los niños

Cómo enseñar a los niños a cuidar su higiene personal

desodorante niños
Descubramos si el desodorante es adecuado para niños pequeños o no

A medida que los niños crecen, es necesario que su higiene se intensifique. No es lo mismo bañar a un bebé o a un niño pequeño que casi siempre mantienen un buen olor todo el día tras lavarlos, que el hecho de llegar a la pubertad o a la adolescencia. De modo que muchos son los padres que se preguntan si tal vez usando productos de higiene que perfumen antes de tiempo evitarán malos olores en el futuro. Es el caso del desodorante para niños: ¿A partir de qué edad comenzar a usar y de qué tipo?

Desodorante para niños: ¿A partir de qué edad comenzar a usar y de qué tipo?

«¿A partir de qué edad puedo hacer que mi hijo use el desodorante?», esta pregunta se repite más de lo que podamos llegar a pensar entre muchos padres y madres dado que claramente, no hay una respuesta única que se aplique a todos los niños, de modo que debemos aplicar el sentido común y evidenciar que el uso de un desodorante para niños será necesario cuando comencemos a notar que el olor de las axilas de nuestro hijo o hija es demasiado fuerte.

Sin embargo y a pesar de ese sentido común, sí que tenemos que añadir que generalmente, desde los 9-10 años de edad, ya se suele recomendar el uso de un buen desodorante infantil dado que muchos niños y niñas pasan en esta  edad por el comienzo de la pubertad en la que entre otros cambios, las glándulas sudoríparas apocrinas, siguiendo el desarrollo hormonal, inician su actividad, produciendo sustancias grasas. Estas sustancias, junto con el sudor y la temperatura corporal, crean un entorno ideal para las bacterias. El sebo producido se metaboliza y degrada consecuentemente, generando el mal olor del sudor.

De este modo si queremos, a partir de la edad señalada ya podemos comprarle un desodorante a nuestro hijo/a, pero al elegir productos cosmetológicos, incluido el desodorante, para su uso en niños, es muy importante tener en cuenta las características específicas de la piel del niño, en comparación con las del adulto.

En los niños, la epidermis es más delgada que en los adultos. Los bebés tienen un estrato córneo más delgado que los hace más sensibles a los estímulos externos, incluidos los cosméticos para la piel.

¿Qué recomiendan los expertos y los fabricantes de desodorantes?

Al margen de tener en cuenta lo del sentido común y la edad señalada, cuando tengas auténticas dudas, lo mejor es que te dejes asesorar por un médico que será quien determine si el niño necesita o no del uso de un desodorante. Existen algunas condiciones (una de ellas la vemos más adelante), que pueden hacer que el pediatra nos recomiende que nuestro hijo o hija use desodorante o una higiene específica de las axilas incluso antes de los 9 años, pero por norma general no es algo que sugieran como algo esencial dado que es mejor darle prioridad a un buen baño con un jabón adecuado y en todo caso aplicar polvo de talco que ayuda con la transpiración.

Sin embargo, sorprende mucho que los fabricantes de desodorantes y en concreto aquellas marcas que han lanzado desodorantes específicos para niños, suelen recomendar que estos comiencen a usarlo a partir de la edad de 5 años, cuando en realidad todo parece más algo de marketing para vender que la auténtica realidad a no ser que se trate de un caso de adrenarquia prematura.

¿Qué es la adrenarquia prematura?

A pesar de que dependerá mucho de cada niño, y a pesar de la recomendación de quienes comercializan este tipo de producto, tenemos que añadir que sí que existe una excepción a lo mencionado. Nos referimos al hecho de que se produzca una alteración hormonal, debido a una maduración temprana de una parte de la glándula suprarrenal, que empieza a producir unas hormonas llamadas andrógenos adrenales que produce un aumento el olor corporal y que en determinados casos se recomiende, además del uso de jabón y agua, el de un desodorante libre de alcohol.

Se trata de una alteración puede aparecer entre los 3 y los 8 años y, a pesar de que no requiere un tratamiento específico, sí que es aconsejable informar al pediatra ya que según la AEP, se recomienda hacer revisiones periódicas, dado que los niños que la sufren pueden tener más tendencia a sufrir además de obesidad, alteraciones de la regla e hirsutismo o vellosidad excesiva.

Entonces ¿Qué edad se establece generalmente para el uso de un desodorante en niños?

Puede que la industria nos diga que los niños a partir de los 5 años pueden comenzar a usar su propio desodorante infantil, pero lo cierto es que por norma general será a partir de los 10-12 años cuando nuestro hijo o hija ya debería comenzar a usar su propio desodorante.

Pensemos en la mencionada adolescencia, pero también en la pubertad que aunque suele comenzar a partir de los 12 años, pueden darse casos en los que comience a los 9-10 años. De este modo, y ante algunos cambios hormonales y el hecho de que aparezca el primer vello en las axilas puede que notemos un aumento del olor de estas y que ya se recomiende que se use un producto de higiene para esta zona.

¿Cómo elegir el mejor desodorante para los niños?

En el caso de que hayamos decidido que nuestro hijo o hija use desodorante, es mejor comprarle uno que sea del tipo roll-on o en crema, ya que permitirán una mejor absorción que los de spray y mantendrán más tiempo su olor en la axila. Además si les acostumbramos a evitar los desodorantes en spray les concienciaremos desde pequeños sobre el hecho de reducir el uso de aerosoles que tienen un fuerte impacto medioambiental.

Por otro lado, es necesario que sea un desodorante del tipo «bio», es decir, formulado con productos naturales como pueden ser el aloe vera e incluso el jugo de frutas diversas.

Si le compramos un desodorante sin más, o de hecho el que nosotros mismos utilizamos, es posible que en su fórmula lleven químicos o alcohol, algo que no es nada aconsejable para la piel del niño.

¿Qué debemos evitar a  la hora de comprar un desodorante infantil?

Sabemos ahora qué es mejor evitar cuando se trata de comprar un desodorante para los niños, pero queremos también mencionar aquellos ingredientes que es mejor evitar. En este sentido, el primer desodorante debe cumplir con estos criterios:

  • Si deseas ofrecerle un desodorante a tu hijo, primero debe dejar que él mismo lo elija. Porque el niño deberá oler el desodorante y saber si le gusta o no el aroma que tiente.
  • Vale la pena revisar cuidadosamente la lista de contenidos y elegir un desodorante que no contenga aluminio, parabenos, siliconas ni alcohol.
  • Tampoco es recomendable utilizar un aroma demasiado fuerte.

Por último, la mejor elección puede ser una crema desodorante casera a base de bicarbonato de sodio que es particularmente agradable para la piel y puede prepararse sin perfume o refinarse según se desee.

¿Cómo hacer un desodorante casero  para los niños?

Hacer un desodorante casero puede ser una buena solución para que las axilas de los niños no huelan mal sin la necesidad de aplicar cualquier desodorante con ingredientes químicos. Para hacerlo, necesitas estos ingredientes:

  • 15 g de aceite de coco
  • 25 g de bicarbonato de sodio
  • 20 g de fécula de maíz o patata
  • 10-15 gotas de aceite esencial
  • 5 gotas de aceite de árbol de té

Para hacer tu desodorante casero para los niños debes seguir estos pasos: 

  • Deja que el aceite se derrita al fuego en una cacerola. (Ya se derrite a 20-24 ° C)
  • Mezcla todos los ingredientes y revuelva bien.
  • ¡Llénalo en un recipiente adecuado y listo!

¿Cómo deben usar los niños el desodorante?

El uso del desodorante debe ser de la misma forma que lo aplicamos nosotros en nuestras propias axilas, aunque en el caso de elegir uno de crema como el que acabamos de hacer de forma casera, es mejor enseñarles que con poca cantidad es suficiente.

Por otro lado, y a no ser que el niño sude mucho y huela siempre, es mejor reservar al máximo el uso de este tipo de productos que por otro lado, podría causar reacción, picor o incluso alergia sobre la delicada piel del niño o niña, de modo que tal vez sea buena idea reservar su uso al verano cuando más calor y también como no, después que los niños hayan practicado alguna actividad física.

Lo último en Bebés

Últimas noticias