Técnica Koeppen para relajar a los niños

técnica Koeppen
La Técnica Koeppen, una buena herramienta para la intranquilidad infantil

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los padres con respecto al cuidado de sus hijos es a conseguir que se tranquilicen y que incluso, llegado el momento, puedan acabar durmiéndose. Por eso, los adultos recurren al empleo de todo tipo de métodos y recursos para alcanzar ese fin. Y entre estos se encuentra lo que se ha dado en llamar técnica Koeppen. ¿Quieres conocerla para ver si es efectiva con tus pequeños? Sigue leyendo. Te la presentamos a continuación.

¿Qué es la técnica Koeppen?

Lo primero que debemos saber es que se trata de una técnica de relajación infantil. Se puede utilizar para relajar y calmar a los pequeños cuando estén nerviosos, enfadados o irascibles. Asimismo, no hay que olvidar que se considera realmente efectiva a la hora de tratar con menores en situaciones de estrés, de miedo e incluso de ansiedad. Está indicada para ser usada con niños de hasta 11 años.

Pilares de este método

técnica Koeppen
Conocerse mejor mediante esta técnica de relajación infantil

Esta propuesta parte de la idea de que cuando los menores están intranquilos, nerviosos o alterados por cualquier circunstancia sus músculos se encuentran tensos, sin que se den cuenta. De ahí que el pilar fundamental de esta técnica sea conseguir que se relajen partiendo del conocimiento de su propio cuerpo. Es decir, que puedan reconocer su nivel de tensión muscular y que, a partir de ahí, tengan las herramientas para reducir la citada y así disminuir su nerviosismo.

Beneficios de la técnica

Además de todo lo expuesto, tenemos que subrayar que se considera que esta técnica que nos ocupa trae consigo una larga lista de ventajas. En concreto, entre las mismas podemos enumerar las siguientes:

  • Ayuda a los pequeños a relajarse y tranquilizarse.
  • Se convierte en un buen recurso para que los menores con ansiedad puedan detectarla e incluso “combatirla”.
  • Les sirve para aprender a conocerse mejor a sí mismos, tanto a nivel físico como mental.
  • Se cree que les ayuda a conseguir descansar más y con mayor calidad.
  • Es una buena herramienta para que los niños aumenten su autoestima e incluso la confianza en sí mismos.
  • También se indica que contribuye a que los menores mejoren su memoria, su capacidad de concentración e incluso lo que es su bienestar en general.

Puesta en práctica de la técnica Koeppen

técnica Koeppen
El pequeño tiene que estar cómodo y tranquilo

Una vez que se ha conocido qué es, en qué consiste o qué ventajas trae consigo, llega el momento de que se sepa cómo se pone en práctica. En este caso, podemos exponer que estas son las claves de la misma:

  • Se plantea, por regla general, como un divertido juego entre padres e hijos.
  • Es importante que los pequeños estén tumbados y cómodos.
  • Se sustenta en lo que son ejercicios de tensión y distensión de los músculos. No obstante, también se acometen otros que son de respiración y unos terceros que consisten en visualizaciones.
  • Numerosas son las actividades que se desarrollan como parte esencial de la llamada técnica Koeppen. Entre las mismas está, por ejemplo, el juego del limón. Este consiste en que el niño piense que tiene un limón en la mano y que debe exprimirlo con esa. De ahí que tenga que realizar fuerza con dicha extremidad para conseguir el objetivo supuesto.
  • El juego de la tortuga, que esconde el cuello y los hombros, o el del gato perezoso, que consiste en estirarse al máximo, son otros de los ejercicios que se desarrollan.

Otros datos de interés

Además de todo lo indicado, podemos destacar otra serie importante de datos de interés sobre el método que nos ocupa como estos:

  • Se aconseja que se ponga en práctica una vez al día y durante las primeras jornadas no debe superar los diez minutos de duración. Lo ideal es llevarla a cabo siempre antes de irse a dormir.
  • Los padres es fundamental que mientras que realizan los juegos con sus pequeños, vestidos también con ropa cómoda, les refuercen de manera positiva. Es decir, les deben ir diciendo que lo están haciendo muy bien.
  • Para concluir el desarrollo de la técnica el pequeño tiene que permanecer, al menos, treinta segundos con los ojos abiertos y tumbado sin moverse.
  • Esta técnica no está recomendada para lo que son menores que presentan algún tipo de enfermedad neuromuscular.
  • Es aconsejable que siempre se utilice de fondo música ambiental que le guste al pequeño y que, además, resulte relajante.

A grandes rasgos, estos son los principales aspectos que se pueden destacar de la técnica Koeppen. La misma ayudará a los menores a identificar lo que es tensión muscular con incomodidad y relajación con bienestar y confort.

¿Qué te parece la propuesta? ¿Consideras que puede ser una buena herramienta para relajar a tus hijos?

Últimas noticias