Embarazo

Beber alcohol en el embarazo puede provocar ¡cambios en el rostro del bebé!

Alcohol en el embarazo
Alcohol en el embarazo
0 Comentar

Por numerosos y variados motivos, se recomienda no beber alcohol en el embarazo. Sin embargo, a todos los que ya conocíamos acaba de sumarse uno más. ¿Cuál? Que provoca cambios y alteraciones en lo que es el rostro del bebé.

Sí, como lo has leído. Eso es lo que sucede o lo que, al menos, se ha descubierto a través de una investigación y ahora se ha dado a conocer.

Sigue leyendo y conocerás todos los datos al respecto:

El estudio

Jane Halliday, del Murdoch Children´s Research Institute de Victoria (Australia), es la que mujer que se ha puesto al frente de la investigación que nos ocupa. Un proyecto este en el que se han analizado a fondo un total de 1.570 mujeres y a un total de hasta 415 niños de hasta un año de edad.

Todos esos se han estudiado en muchos diversos aspectos y, especialmente en el segundo grupo, con un software de imagen 3D. Este, en concreto, lo que ha permitido es descubrir la diferencia en rasgos faciales entre bebés de madres que no probaron nada de alcohol durante la gestación y los que sus progenitoras sí consumieron algo de ese elemento.

El principal descubrimiento sobre beber alcohol en el embarazo

Como ya te hemos dado a conocer, el principal resultado o conclusión a la que se ha llegado es a que el que la gestante tome alcohol puede provocar determinados cambios en el rostro de su bebé. Se trata de pequeñas modificaciones que tienen lugar en la cara de ese y que no van a traer consigo ningún tipo de problema o de anomalía física. Simplemente son cambios sutiles sin la mayor importancia.

Los rasgos que cambian en el niño

¿Tienes curiosidad por saber cuáles son los rasgos que se presentan en los niños que han venido al mundo tras un embarazo en el que sus madres tomaron algo de alcohol? Te los contamos a continuación, tal y como se han dado a conocer por parte de los investigadores del trabajo australiano que nos ocupan:

  • La nariz no solo se vuelve algo más pequeña sino que, además, pasa a dirigirse ligeramente hacia arriba. Es decir, es más “respingona”. Una característica esta que merece la pena tener en cuenta que es una clara consecuencia de lo que se conoce como síndrome de alcoholismo fetal. Este se da en bebés cuyas madres han ingerido durante el embarazo elevados niveles de alcohol.
  • De la misma forma, no podemos pasar por alto que el sistema de software 3D utilizado en el estudio ha venido a indicar que, además, los ojos también son algo más pequeños.
  • No hay que olvidar tampoco que los científicos han venido a descubrir que incluso el labio superior de la boca se vuelve más delgado.

Estos podemos exponer que son los principales cambios que se han podido descubrir a nivel físico en los bebés. No obstante, de la misma manera, se ha indicado que es muy posible que esos niños también pueden presentar numerosos problemas en otro sentido. Nos estamos refiriendo en concreto a que tengan trastornos de comportamiento, de agresividad o antisocial, e incluso de atención.

alcohol en el embarazo
Numerosos son los cambios en los rasgos del bebé por el alcohol en el embarazo

Otros datos de interés

Además de conocer qué cambios provoca el alcohol en los niños en cuanto a fisionomía, es importante saber qué otros peligros trae consigo que la mujer ingiera alcohol durante esos nueve meses:

  • El menor puede venir al mundo con una estatura más pequeña e incluso con un peso inferior.
  • Puede presentar el niño una mala coordinación.
  • Además, la criatura puede tener tanto problemas de audición o en la vista como otros relacionados con el habla y el lenguaje.
  • También se recomienda que las embarazadas no tomen bebidas con alcohol porque estas pueden traer consigo problemas cardíacos, dificultades en el riñón o incluso afecciones que afecten a los huesos.
  • De la misma manera, hay que tener en consideración que se ha procedido a indicar que hay riesgos de que se produzca un parto prematuro, de que tenga lugar un aborto espontáneo e incluso de que el bebé pueda nacer muerto.

Por todo esto, es imprescindible que las mujeres no consuman nada de alcohol durante la gestación. Si no pueden evitar tomarlo, es necesario que, en pro de su salud y de la de sus hijos, se pongan en manos de expertos. Nos estamos refiriendo a profesionales que puedan ayudarles a dejar ese hábito nocivo de una manera eficaz.

Síguenos en Facebook y estarás al día de otros estudios relacionados con el embarazo que te pueden resultar interesantes.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias