Embarazo

Razones para hidratarse correctamente durante el embarazo y la lactancia

hidratarse-1
0 Comentar

Ahora que con el verano suben notablemente las temperaturas, no dejamos de escuchar por parte de los médicos que es necesario que estemos perfectamente hidratados, porque es la única forma de que podamos evitar un golpe de calor y porque, además, conseguimos así que nuestro organismo esté funcionando de la manera más correcta posible.

No obstante, si esto es importante en general, más aún en el caso de las embarazadas y de las madres que se encuentran en pleno proceso de lactancia. Así, tal y como se ha indicado por parte de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia), esas féminas necesitan más que nadie estar hidratadas de la manera correcta no sólo por lo expuesto sino también para prevenir los síntomas del periodo de gestación, para lograr que el feto se desarrolle convenientemente e incluso para producir la cantidad de leche adecuada.

Pero esas son sólo algunas razones. ¿Quieres descubrir más? Te las presentamos a continuación:

1-Prevenir el estreñimiento

Como es bien sabido por todos, uno de los principales síntomas que experimentan muchas mujeres durante el embarazo es el estreñimiento que, en numerosos casos, se salda incluso con la aparición de las molestas y dolorosas hemorroides. Una situación que, en cierta medida, se considera que se puede evitar si se lleva a cabo una correcta hidratación. Es más, incluso se determina que no tomar la cantidad de líquidos recomendada al día, y que establece un mínimo de 2 litros de agua, puede incluso llevar a que las gestantes que ya sufren problemas para ir al baño empeoren notablemente su situación.

2-Evitar o reducir la acidez

De la misma manera, como se ha dado a conocer a través del documento “Pautas de hidratación con bebidas con sales minerales para mujeres embarazadas y en periodo de lactancia” de la mencionada SEGO, hidratarse convenientemente es una buena manera de que las futuras mamás puedan hacerle frente al habitual síntoma de la acidez. En concreto, puede ayudar a evitarlo y, si ya lo tienen, pueden conseguir reducirlo notablemente.

En este caso concreto, el consejo que se da es que esas féminas procedan a beber líquido a pequeños intervalos, lo que también ayudará a que puedan evitar tener náuseas.

hidratarse-2

3-Depurar toxinas

Otra de las ventajas que trae consigo beber la cantidad de agua y líquido en general recomendada al día es que va a permitir depurar toxinas, porque se irá mucho más al cuarto de baño a orinar y se acabará con las mismas mediante este proceso fisiológico. Esto supone, al mismo tiempo, que la mujer logre reducir de manera notable los riesgos de sufrir infecciones de tipo urinario e incluso los de tener que hacerle frente a un cálculo renal.

4-Hacerle frente a la sensación de sed

En el caso de las mujeres que se encuentran ahora dando el pecho a sus hijos también es recomendable que mantengan una perfecta hidratación por muchos y variados motivos. No obstante, una de las razones más importantes que se esgrimen al respecto es que es la manera de poder hacerle frente a la sensación constante y habitual de sed que experimentan muchas de esas. Además, como hemos mencionado al principio del artículo, también es imprescindible que beban el líquido necesario para poder producir la cantidad de leche que necesitan sus pequeños para alimentarse.

hidratarse-3

Otros datos de interés

Los motivos que hemos esgrimido son, sin lugar a dudas, los más significativos en cuanto a mantener una perfecta hidratación durante el periodo de gestación o durante el proceso de lactancia. No obstante, hay otra serie de aspectos que merece la pena conocer al respecto, entre los que destacaríamos los siguientes:

  • Un cuadro de deshidratación durante el embarazo puede llevar a la mujer a sufrir fuertes dolores de cabeza, náuseas e incluso mareos que pueden acabar con un daño bastante considerable para sí misma o para su bebé.

  • Se considera que el hecho de que la gestante beba el agua y los líquidos que recomienda su doctor va a suponer que contribuya a facilitar notablemente no sólo el crecimiento del feto sino también que el flujo de nutrientes hacia el niño sea el adecuado.

  • Beber agua va a ayudar a todas estas mujeres futuras mamás o ya mamás a disminuir sus problemas de retención de líquidos, a evitar los riesgos de que les aparezcan estrías en el cuerpo y también a que su piel muestre un aspecto envidiable.

  • De la misma manera, se establece que es importante que todas esas féminas no se deshidraten y beban los líquidos necesarios en pro de conseguir tener bajo control lo que es su peso.

  • Los expertos de SEGO vienen a determinar que la cantidad de agua que debe beber una embarazada al día debe oscilar entre los 2 y los 2,7 litros.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias