Parlament

El pacto de izquierdas que gobierna en Baleares no quiere ni más turistas ni más residentes

Los firmantes del pacto de gobierno de Baleares, Miquel Ensenyat, Francina Armengol y Juan Pedro Yllanes.
Los firmantes del pacto de gobierno de Baleares, Miquel Ensenyat, Francina Armengol y Juan Pedro Yllanes.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El pacto de izquierdas que gobierna en Baleares no quiere ni más turistas ni más residentes y ya está ideando medidas para que no se cumplas las previsiones del Instituto Nacional de Estadística que apuntan a un crecimiento de 300.000 habitantes en Baleares en 15 años. Este mismo martes, el Parlament debatirá una iniciativa presentada por los regionalistas del PI contra la sobrepoblación. La propuesta cuenta en principio con el apoyo de los partidos del pacto de izquierdas en varios de los puntos aunque no en los que hacen referencia a la inmigración.

No se conocen las medidas concretas que se pueden adoptar para frenar el aumento de la población pero de momento están las propuestas de Més para conceder más protección al suelo rústico y las del PI para limitar la creación de nuevas residencia, limitar la entrada de coches, aumentar el impuesto turístico en temporada alta y eliminar las bolsas de plazas turísticas para impedir nuevos crecimientos, entre otras.

También se plantea limitar la compra de viviendas por parte de no residentes o medidas fiscales que favorezcan a los residentes.

El partido independentista Més per Mallorca ha avanzado que su grupo presentará diversas enmiendas centradas en la protección del territorio a la moción del PI. Estas enmiendas van en la línea de proteger el suelo rústico, reducir el consumo de recursos hídricos y la posibilidad de limitar a una las piscinas que se pueden construir en determinadas zonas.

En una rueda de prensa en la Cámara balear, el portavoz de Més, Josep Ferrà, ha explicado que el objetivo de las enmiendas es «dar un distintivo ambiental» a la moción, aunque ha asegurado que su grupo está de acuerdo «con el marco general del debate».

La pasada semana la presidenta del Govern, Francina Armengol, ya aseguró que trabajará para que no se cumplan las proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística  «porque es sencillamente insostenible». Lo dijo durante un desayuno informativo organizado por Europa Press en Madrid, donde calificó esas estimaciones del INE de «previsiones de vértigo», dado que, a su juicio, esa presión humana «conlleva graves implicaciones en aspectos como el medio ambiente, el acceso a la vivienda y para el conjunto del Estado».

El portavoz del PI, Josep Melià, presentó la iniciativa contra el aumento de la población la pasada semana y tras conocer las proyecciones de población del INE. «Baleares no puede crecer 300.000 habitantes cada 15 años, esto es insostenible», señaló Melià.

Uno de los puntos de las propuesta del PI hace referencia a la regulación de la inmigración pero Més y Podemos ya han anunciado que no apoyarán ninguna iniciativa en este sentido.

Por su parte, la portavoz parlamentaria de Ciudadanos en Baleares, Patricia Guasp, ha considerado este lunes que la moción del PI sobre saturación y presión humana es «populista» y tiene «tintes xenófobos». Así lo ha expresado Guasp, en una rueda de prensa, al ser preguntada por el sentido de voto de su grupo durante el pleno del Parlament, cuando se debatirá esta iniciativa del PI.

La portavoz de Ciudadanos ha censurado que la propuesta «mezcla» pateras, turistas y coches de alquiler, y se olvida de cuestiones como la natalidad. «El PI pierde toda la centralidad, de lo que se quiere disfrazar un día sí y un día no», ha asegurado Guasp, quien cree que la iniciativa del PI «va muy en la línea de Més per Mallorca».

Por todo ello, ha avanzado que el sentido del voto de Ciudadanos será distinto en función de cada uno de los puntos de la propuesta.

Unidas Podemos ha asegurado que algunos puntos de la moción del PI sobre saturación y presión humana «concuerdan» con los planteamientos que la formación morada hace como, por ejemplo, la posibilidad de poner límites a la entrada de vehículos en las Islas.

Así lo ha expresado la portavoz adjunta de Unidas Podemos en la Cámara, Esperança Sans. La podemita ha asegurado que coinciden con algunos puntos de la iniciativa, pero ha lamentado «el viraje a la extrema derecha» del PI al mencionar cuestiones como la inmigración en esta moción. «No entendemos el discurso ideológico que están teniendo en este sentido», ha añadido.

 

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias