REAL MALLORCA

Aguirre elige jugar con tres centrales

El entrenador mexicano ha dejado claro a la plantilla que éste será su sistema de juego

Aguirre prioriza no perder el balón y utilizará el pase largo para evitar problemas

El objetivo es tratar de dejar la portería a cero tantas veces como se pueda

El sábado ante el Atlético vuelven a la alineación Valjent, Raíllo y Jaume Costa

1-0. Aguirre debuta con derrota y el Mallorca sigue en descenso

Real Mallorca
Javier Aguirre, entrenando en Son Moix

El nuevo entrenador lo tiene muy claro. Priorizará no recibir goles y tratar de sumar siempre que sea posible, enfatizando el valor de los empates. El Vasco Aguirre ya ha comunicado a la plantilla cuál va a ser su hoja de ruta en lo que queda de Campeonato, y el resumen es que lo que se vio en Getafe el pasado fin de semana no fue circunstancial, sino que se va a convertir en habitual: un 5-3-2.

Tres centrales, dos carrileros largos, un medio centro tapón, dos centrocampistas un poco abiertos a la banda, un segundo punta y un atacante. Ese va a ser el dibujo del Mallorca que peleará por la permanencia en las ocho jornadas que quedan de Campeonato, comenzando este sábado por el difícil partido ante el Atlético de Madrid.

En este nuevo escenario aparecen dos grandes preguntas: la primera, ¿quién va a ser el tercer central? ¿Russo o Oliván? Tras la lesión de Sedlar, que fue operado esta semana y estará KO hasta final de temporada, no hay más opciones salvo que la posición de Baba en Getafe sea permanente, lo que significa situar por delante de la defensa a Battaglia. El sábado, de todos modos, Russo está sancionado, lo que significa que es muy probable que Baba se mantenga en el centro de la defensa.

La segunda pregunta: ¿qué pasa con los asiáticos? En Getafe su participación fue testimonial. Veremos ante el Atlético, pero si la idea es jugar con dos interiores ahí no tienen sitio ni uno ni otro salvo que sea como segundo punta por detrás de Muriqi. Y, desde luego, verlos juntos, al menos de salida, parece descartado. De los dos el que mejor puede adaptarse es el japonés Kubo, que tiene más gol que el coreano Kang, pero está por ver si Aguirre no prefirirá situar ahí a un segundo delantero puro como Ángel, Fer Niño o el estadounidense Hoppe.

Otro aspecto importante que Aguirre le ha traspasado a los jugadores es que deben evitar en la medida de lo posible la circulación en medio campo. Fútbol directo, sin transiciones, con el objeto de evitar robos de balón en posiciones arriesgadas, cercanas a la propia área o en situaciones que puedan generar un contragolpe. Eso es lo que quiere el mexicano, para el que el empate tiene un enorme valor. Un punto es un punto, y nunca esta máxima había tenido tanto sentido.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias