Telecinco estrena esta noche "Niños robados" tras triunfar en su avance multicanal

Telecinco estrena esta noche "Niños robados" tras triunfar en su avance multicanal
niños robados

La ficcion sobre el dramatico caso de los niños robados en los años 70 en España llega a Mediaset. Grandes actores como Blanca Portillo, Emilio Gutierrez Caba, Macarena Garcia, Adriana Ugarte y Alicia Borrachero protagonizan esta tv-movie que se emite esta noche y mañana.

ROBERTO JIMENEZ
@RoberJotaG

Telecinco estrena esta noche “Niños robados”, su tvmovie sobre el caso de bebes robados durante los años 70 en nuestro pais. La tv-movie se emitira esta noche y mañana dentro de “La noche de los niños robados”, que engloba la emision de los dos episodios de la miniserie y dos especiales conducidos por Jordi Gonzalez. “Niños robados” se enfrentara a “Top Chef”, “¿Quien quiere casarse con mi hijo?”, “Aguila Roja” o el especial solidario de “Tu cara me suena”.

Un prestigioso ginecólogo que decide llevar a cabo en su consulta una siniestra actividad lucrativa y una religiosa determinada a “salvar” a aquellos niños nacidos fuera del seno del matrimonio ponen en marcha una oscura trama de adopciones ilegales. Sus historias y las de sus víctimas, mujeres que afrontaron sus embarazos en solitario y bebés que crecieron con otra identidad, conforman el eje argumental de “Niños robados”.

Dirigida por Salvador Calvo (“Paquirri”, “La Duquesa I y II”, “Mario Conde, los días de gloria”) y producida por la cadena en colaboración con MOD Producciones -la productora de Fernando Bovaira (“Ágora”, “Volver a nacer”, “El mal ajeno”), “Niños robados” aborda los casos de dos jóvenes chicas solteras, una tipología entre las múltiples variantes de robos de bebés que tuvieron lugar en España durante décadas.

Una historia de busqueda y esperanza

En la década de los 70, dos jóvenes se ven forzadas a afrontar sus embarazos en solitario. Una de ellas, Violeta, pasa los últimos meses de gestación en la casa de acogida de una congregación religiosa madrileña, mientras que la otra, Conchita, reside temporalmente en un piso-cuna regentado por una mujer de la alta sociedad bilbaína. Completado el periodo de gestación, ambas acabarán dando a luz en la misma clínica donde, en distintas circunstancias, perderán a sus bebés en el momento del parto.

Esta tragedia marca irremediablemente sus vidas, que transcurren por separado hasta que, años después, Susana, una joven en busca de su identidad, llama a la puerta de Conchita. Este hecho constituirá el punto de partida de un viaje vital que revelará lo que realmente sucedió el fatídico día en el que Violeta y Conchita alumbraron a sus bebés y que devolverá a ambas mujeres una esperanza que creían perdida.

Salvador Calvo: “Con esta historia hemos querido ayudar a los cientos de afectados en su lucha”

Muchos de los testimonios a los que hemos tenido acceso cuentan la actuación despótica y despiadada de un médico sin escrúpulos, una monja con una moral desviada y la dueña de unos pisos-cuna que aprovechaba el puritanismo y la hipocresía de la época para enriquecerse”, relata Salvador Calvo, director de ‘Niños robados’. “Había un deber moral de apoyar a los cientos de afectados en su lucha, la principal razón que nos ha llevado a contar esta historia”, comenta el director.

“Uno de los principales retos ha sido tratar estos hechos de la manera más objetiva posible y sin caer en una crítica fácil a las instituciones involucradas. La nuestra era una historia de individuos aislados con conductas deplorables, que no debía contaminar al resto”, explica. “Aunque la historia arranca en los años setenta, deseaba que el espectador viviera la historia como si del presente se tratara. En cuanto al tratamiento visual, optamos por una fotografía más actual, con abundancia de colores fríos y con pequeños puntos de luz cálida, ayudando así a contar la soledad de las jóvenes madres solteras, seres aislados que intentan combatir contra un sistema compacto e implacable”, señala.

Argumento de “Niños robados”

En la década de los setenta, dos jóvenes se ven forzadas a afrontar sus embarazos en solitario. Una de ellas, Violeta, pasa los últimos meses de gestación en la casa de acogida de una congregación religiosa madrileña, mientras que la otra, Conchita, reside temporalmente en un piso-cuna regentado por una mujer de la alta sociedad bilbaína. Completado el periodo de gestación, ambas acabarán dando a luz en la misma clínica donde, en distintas circunstancias, perderán a sus bebés en el momento del parto.

Esta tragedia marca irremediablemente sus vidas, que transcurren por separado hasta que, años después, Susana, una joven en busca de su identidad, llama a la puerta de Conchita. Este hecho constituirá el punto de partida de un viaje vital que revelará lo que realmente sucedió el día en el que Violeta y Conchita alumbraron a sus bebés y que devolverá a ambas mujeres una esperanza que creían perdida.

Personajes

Adriana Ugarte es Susana
Susana (Adriana Ugarte) es una joven ejecutiva dinámica y decidida que aguarda con ilusión la llegada de su primer hijo, Raúl. Su marido Óscar, su familia y su trabajo constituyen los pilares de su vida hasta que su mundo se viene abajo cuando descubre que no es quien cree ser. En busca de su identidad, emprenderá una investigación que le llevará a indagar en los oscuros acontecimientos que tuvieron lugar en el momento de su nacimiento.

Blanca Portillo es Sor Eulalia
Sor Eulalia (Blanca Portillo) es una monja de estrictos principios morales, dirige una casa de acogida de jóvenes embarazadas en una congregación religiosa y la unidad de neonatos de la Clínica de la Virtud. Según su particular visión del mundo, la religiosa está absolutamente convencida de que se puede tomar decisiones unilaterales sobre la vida de sus tuteladas y el destino de sus hijos.

Emilio Gutiérrez es el doctor Mena
Su reputación como ginecólogo de prestigio permite al doctor Mena (Emilio Gutiérrez Caba) codearse con la la alta sociedad madrileña, mientras que en su propia consulta lleva a cabo una siniestra actividad lucrativa que arruinará las vidas de Violeta y Conchita.

Nadia de Santiago es Conchita
Trabajadora de la fábrica de un pueblo, Conchita (Nadia de Santiago) rompe los convencionalismos sociales abandonando al hombre que la ha dejado embarazada. A pesar de las fuertes presiones familiares, la joven se niega a contraer matrimonio con él. Sin embargo, la determinación de esta mujer de carácter fuerte no será suficiente para sortear las implacables e inflexibles leyes de la sociedad machista y puritana de la España de los 70.

Macarena García es Violeta
Tras quedarse embarazada, Violeta (Macarena García), una joven ingenua e inocente, se ve obligada a abandonar el pueblo y dejar atrás el sueño de estudiar en una escuela de pintura para afrontar en solitario su maternidad en la gran ciudad. A pesar de su juventud, está determinada a cuidar de su bebé y planea su futuro con él, ilusiones que se truncan el mismo día del parto.

Alicia Borrachero es Elisa
Lo tiene todo en la vida, menos lo que más anhela en el mundo: un hijo. A pesar de su posición social, Elisa (Alicia Borrachero) vive su esterilidad con vergüenza en una sociedad en la que la maternidad supone la única razón de ser para una mujer. Amada y respetada por su marido, accede a adoptar un bebé sin plantearse demasiadas cuestiones.

Eduard Farelo es Ricardo
Al igual que su esposa Elisa, Ricardo (Eduard Farelo) siente la presión social de formar una familia y no poder lograrlo le genera una gran frustración. Incapaz de ver sufrir a su mujer, a quien ama de corazón, decide aceptar los consejos del doctor Mena y adoptar un bebé por la vía rápida, acción que gracias a su elevado poder adquisitivo puede llevar a cabo sin problemas.

Diego Martín es Óscar
El marido de Susana es un joven médico que, al igual que ella, siente gran felicidad tras el nacimiento de su primer hijo. Cuando su esposa comienza a cambiar y a replantearse la vida tras descubrir su verdadera identidad, Óscar (Diego Martín) se siente completamente desorientados y aunque intenta comprender las inquietudes de su esposa, no logra adaptarse a las nuevas circunstancias de su vida.

Silvia Marty es Sor Herminia
Alegre e idealista, la hermana Herminia es una joven monja que entabla una relación de amistad con Violeta durante el periodo que pasa en la casa de acogida. A diferencia de Sor Eulalia, Herminia (Silvia Marty) mantiene una visión religiosa completamente diferente a la de su superiora. Años después de las adopciones irregulares, la religiosa, convertida en directora de la casa de acogida, contribuirá a esclarecer los oscuros hechos que tuvieron lugar en el pasado.

El antiguo hospital Puerta de Hierro y el IES Cardenal Cisneros de Madrid son algunos escenarios naturales en los que se ha rodado ‘Niños robados’, que relata la historia de dos mujeres que afrontaron en solitario sus embarazos, que perdieron a sus bebés trágicamente y que años después recuperarán la esperanza que creían perdida cuando una joven a quien no conocen les revela lo que realmente sucedió el día en el que dieron a luz.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias