Running

Cuidados a tener en cuenta para correr por la playa

Cuidados a tener en cuenta para correr por la playa
correr
0 Comentar

Los afortunados que vivan en lugares costeros pueden aprovechar todo el año para correr por la playa, aunque sea en esta época del año cuando más gente nos encontremos a la orilla del mar trotando. El running sobre esta superficie nos libera de la ansiedad y el estrés, además de mejorar la circulación sanguínea y tonificar músculos. Sin embargo, hay unos cuidados a tener en cuenta para correr por la playa, sobre todo a consecuencia de las sobrecargas y lesiones que pueden aparecer en piernas y pies.

Al igual que nos resulta muy gratificante trotar por la arena de la playa, también es preciso valorar los daños que puede ocasionarnos este tipo de superficie tan irregular. Por lo general, existen muchas posibilidades de que una de las dos piernas se sobrecargue más que la otra debido a los continuos desniveles del terreno. Por lo tanto no se recomienda que únicamente corras en una sola dirección.

Caminar o correr sobre la arena ayudará a mejorar la circulación de la sangre, evitando entre otras cosas la aparición de varices, la retención de líquidos, controlar el estrés y la tonificación de los músculos. Sin embargo exige una cierta moderación a la hora de practicarla y realizar recorridos de ida y vuelta por el mismo lugar, como explicábamos con anterioridad, para que las dos piernas se ejercitan por igual.

También hay que tener un especial cuidado con los desniveles que se producen en la orilla del mar, ya que en cierta manera obligan a forzar la pisada y en algunos casos pueden provocar una lesión de tobillo o en la rodilla. Al practicar running sobre la arena seca se multiplican las posibilidades de sufrir una torcedura, siendo esta disciplina poco aconsejable para las personas que presenten debilidad en los tendones o problemas en las articulaciones. De ahí que se recomiende entrenar sobre todo por la zona húmeda y con zapatillas adecuadas para la actividad.

Correr sobre la arena y descalzo resulta bastante peligroso, ya que el riesgo de acabar lesionado aumenta considerablemente. La pisada cambia por completo y estaremos forzando mucho más las piernas. Sin embargo, la técnica de carrera resulta más eficaz ya que procuramos apoyar y realizar la caída de cada zancada con la parte delantera del pie en lugar del talón.

Una de las molestias más frecuentes entre los deportistas que se dedican a correr por la playa seca y en terrenos desnivelados es el dolor de talón, en la zona del arco e incluso esguinces de tobillo. Quizás no resulte el mejor lugar para entrenar todos los días, pero de vez en cuando siempre es una buena opción para relajarse y trotar a ritmo suave mientras se escucha el ruido del mar.

En la playa se pueden realizar otros deportes como la natación, el fútbol, tenis o incluso yoga, así que este verano vete preparando tu plan de entrenamiento y disfruta haciendo deporte.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias