Alimentación

Proponen etiquetar alimentos con el ejercicio necesario para quemar sus calorías

etiqueta
0 Comentar

Combatir el sobrepeso y la obesidad. Con ese propósito un grupo de científicos proponen etiquetar los alimentos con el ejercicio necesario para quemar sus calorías. Sería una manera estupenda para modificar los hábitos alimenticios de las personas, explica la doctora Shirley Cramer en un artículo publicado en The BMJ. Desempeña las funciones de presidenta ejecutiva de la Royal Society of Public Healt en el Reino Unido y cree que con este método de información se le proporcionaría a los consumidores la opción de asociar el contenido energético de los alimentos al ejercicio físico, contribuyendo a disminuir los casos de sobrepeso.

Esta organización británica reclama que se introduzca en el etiquetado de los productos la actividad equivalente. Entre otras cosas creen que se podrían introducir los minutos de distintas actividades físicas que serían equivalentes en calorías quemadas  a las calorías del alimento. El principal propósito que se busca con esto es que la gente tenga más información de la energía que consume y cómo esas calorías guardan una estrecha relación con las distintas actividades que desempeñan en la vida diaria. Cramer asegura que puede ayudarles a ser más activos físicamente.

Casi la mitad de la población, en concreto el 44% de las personas que tomaron parte en un estudio, piensa que la información que aparece en los paquetes de los alimentos resulta bastante confusa. Además, el 53% cree que cambiaría de manera positiva su comportamiento si apareciese en el etiquetado del producto la cantidad de ejercicio necesaria para quemar las calorías del producto. En cierta medida les permitiría comer unas raciones más pequeñas o practicar alguna actividad deportiva.

Una persona de edad media que consuma una lata de bebida gaseosa necesitaría 26 minutos de ejercicio para quemar esas calorías. Resulta muy sencillo y si esta información apareciese en los alimentos  conseguiría servir de referencia a todo el mundo, que a lo mejor se pensarían dos veces su consumo o al menos harían algo de ejercicio para contrarrestar sus calorías.

La doctora Cramer asegura que con esta solución tan básica se fomentaría un estilo de vida más activo, resultando muy interesante para frenar muchos problemas que soportamos. Y es que los beneficios de llevar una vida activa van más allá de conservar el peso adecuado. Incide mucho en la necesidad de alimentarse de una forma equilibrada y variada, pero los esfuerzos deben implicar también a las autoridades. Algunas personas también han puesto sobre la mesa las posibles consecuencias negativas para la gente que padezca de trastornos con la alimentación.

El envasado de los productos alimenticios se rige por la legislación europea, y al parecer, según esta experta, cualquier cambio que se produzca en los etiquetados despierta poco interés tanto en los fabricantes de alimentos como por parte de los funcionarios de la Unión Europea. Reclama que haya un investigación exhaustiva para conocer los posibles efectos que tendría sobre la salud de las personas incluir en el etiquetado esta información sobre las calorías que se gastarían con el ejercicio físico. Sin lugar a dudas, sería una gran solución en la lucha contra la obesidad.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias