Entrenamiento

Cómo evitar los tirones musculares

Cómo evitar los tirones musculares
tiron
0 Comentar

Los tirones musculares se repiten con más frecuencia de lo que pensamos, sobre todo entre los deportistas. Cualquier ejercicio que se realice sin un calentamiento previo puede llegar a provocar un desgarro del músculo que implicaría una lesión bastante dolorosa que tardaría unas semanas en recuperarse. Como te puedes imaginar, las personas que practican ejercicio con regularidad tienen más papeletas para ser víctimas de los tirones musculares, sobre todo porque cuentan con unos niveles de magnesio y calcio bastante bajos o sufren alguna molestia que compromete su flexibilidad. En este artículo te explicamos cómo evitar los tirones musculares.

En primer lugar es preciso que los músculos estén preparados para soportar cualquier tipo de actividad. Con el sedentarismo y una vida demasiado pasiva la musculatura se va atrofiando y con el paso del tiempo hay más posibilidades de acabar lesionado. Está claro que con el ejercicio físico también son frecuentes los tirones musculares, pero es mucho más peligroso no hacer nada. En cualquier caso se recomienda ejercitarse con regularidad.

Para evitar los tirones musculares durante la actividad deportiva lo adecuado sería realizar un buen calentamiento, en donde se impliquen todas las partes del cuerpo, no sólo las piernas y brazos. Estos desgarros pueden producirse en cualquier músculo, así que para no llevarse sorpresas calienta en condiciones.

Empieza de arriba hacia abajo, arrancando con el cuello, los brazos y a continuación la cadera, piernas y pies. El tiempo que dediques a esto dependerá sobre todo de la actividad que vayas a desarrollar y la intensidad con que la hagas.

La mayoría de los tirones musculares se producen por una mala ejecución del ejercicio, sobre todo en el gimnasio. Es preferible que te apoyes en un entrenador o monitor para que te asesore con los pesos que levantes y además te ayuden a realizar los movimientos adecuados. Para entrenar en condiciones se realizar ejercicios de una manera responsable.

En este intento por evitar los tirones musculares, no hay que pasar por alto la importancia de la adecuada postura corporal. Cuando se acostumbran a los músculos a una postura inadecuada estos se van dañando progresivamente hasta que se alcance una lesión con un movimiento brusco. Cualquier actividad que realices, ya sea caminar, correr o sentarse debe hacerse con la espalda totalmente recta, el cuello erguido y los hombros en su lugar.

Pero no todo el peso para evitar los tirones musculares recaerá sobre el ejercicio, ya que también intervienen en este proceso la alimentación. Para garantizar una adecuada salud de los músculos se le debe proporcionar al organismo de magnesio, calcio y hierro. La deficiencia de alguno de estos minerales puede ser el origen de dolores y molestias musculares. A todo esto se le une también la hidratación. Con la práctica deportiva se pierde mucho líquido, así que será preciso ingerir un par de litros de agua al día. Pero esta recomendación también es válida para todo tipo de personas, no sólo los que hagan ejercicio.

Los que se inicien en el mundo del deporte deben empezar de una manera progresiva para que no surjan los tirones.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias