Cultura

Un punto clave para el turismo en Italia

San Gimignano, el pueblo medieval de la Toscana

San Gimignano, el pueblo medieval de la Toscana
San Gimignano se caracteriza por sus altos torreones y construcciones monumentales.
0 Comentar

La Edad Media se enmarca como una de las épocas de la historia más beneficiosas en cuanto a arquitectura se refiere. Un transcurso de tiempo en el que las civilizaciones solían construir grandes edificaciones con la finalidad de utilizarlas como fortalezas, castillos, palacios e incluso majestuosas iglesias. Es por eso que nos encontramos con San Gimignano, un pequeño pueblo italiano de la Toscana en que se enmarca como uno de los más bellos de todo el país. Altos torreones y construcciones monumentales son algunos de los atractivos de una localidad visitada cada año por miles de turistas y que representa una de las rutas más importantes del cristianismo. Un lugar que puede definirse como el pueblo medieval de la Toscana.

La Toscana más medieval

Localizado en una de las colinas más altas del territorio y a unos escasos 50 kilómetros de Florencia podemos encontrarnos con San Gimignano, uno de los pueblos más populares de Italia. La belleza de la Toscana y los tintes medievales se aúnan en un territorio que hace cientos de años se consideraba la atalaya perfecta desde la que estar pendiente de los múltiples enemigos. Un pueblo en el que los edificios medievales emergen repentinamente en altos torreones debido a la rivalidad que existía entre los distintos pueblos en construir la construcción de mayor altitud. Y bendita rivalidad, ya que el de San Gimignano es uno de los skyline más bonitos de la Toscana, sino el que más.

Toscana
Instantánea de San Gimignano

Si hablamos de la localidad, este pueblo de origen medieval cuenta con escasos kilómetros de longitud, un aspecto positivo para el turismo, ya que puede recorrerse en un par de horas. Unas dimensiones que no inciden negativamente en la belleza de un pueblo bien situado geológicamente que se ha convertido en uno de los mayores atractivos para los turistas. En épocas pasadas, el esplendor de San Gimignano sobrepasaba los límites de la Toscana debido a su inmensidad. Los expertos aseguran que existían 72 altas torres podían verse desde kilómetros de distancia. Por desgracia, el tiempo no pasa en vano y en la actualidad solo resisten 14 torres, algunas de ellas en perfecto estado de conservación.

Punto de encuentro del cristianismo

Toscana
Duomo di San Gimignano

Si eres cristiano practicante seguramente te suene la Ruta Francínea. Una vía de origen medieval, muy conocida en por los que procesan la fe cristiana, que conectaba antiguamente el centro de Europa con la ciudad de Roma. Sin duda uno de los caminos más importantes que los cristianos utilizaban para la peregrinación y lo que eso suponía para un pequeño pueblo que vivía de las grandes cantidades de dinero que los caminantes de la Ruta Francínea dejaban en las arcas del pueblo. Cabe destacar que esta ruta sigue existiendo en la actualidad y muchos son los peregrinos que visitan la Toscana únicamente por cumplir con sus obligaciones religiosas.

Toscana
Piazza della Cisterna

Pasar de largo por San Gimignano resulta una tarea muy complicada para todo turista que se precie, ya sea cristiano, judío o musulmán. La belleza de esta ciudad medieval reside por cada uno de los adoquines de sus estrechas calles que conducen a enclaves como la Piazza della Cisterna. Un punto de interés turístico en pleno centro de la localidad en el que poder encontrar todo tipo de edificios históricos como por ejemplo el Duomo de San Gimignano.

Definido como una de las principales construcciones de la Toscana, esta catedral de apariencia sencilla esconde algunos de los tesoros más importantes del gótico y el renacimiento italiano. Los grandes murales religiosos así como las espectaculares bóvedas adornadas son las cualidades de un edificio que rezuma historia. Sin olvidarnos del Palazzo Ciomunale, una sala de arte que también hace las funciones de museo y que permite el acceso a la famosa Torre Grossa, la más alta de la ciudad con 53 metros de longitud.

El paraíso de los museos

Paseando por las calles de San Gimignano podrás comprobar que cada varios metros existe un museo en el que poder pasarte las horas muertas descubriendo nuevos tesoros. Existe el Museo Arqueológico dedicado a la cultura romana, el Museo de la Tortura para aquellos que no tengan muchos escrúpulos por estas practicas o el Museo Ornitológico, el más moderno de todos los nombrados anteriormente.

Toscana
Maqueta de San Gimignano

Pero si nombramos la palabra “museo” no podemos obviar San Gimignano 1300, un impresionante centro de interpretación en el que se cuentan todos los rasgos de un pueblo con mucha historia. Los entresijos de esta ciudad medieval y como ha ido avanzando con el paso de los años así como una espectacular maqueta realista son algunos de los aspectos que podrás disfrutar en un museo del que saldrás empapado de historia.

La Rocca di Montestaffoli, el palacio Tortoli, la Torre del Diavolo y el Palacio Pellari son otros de los enclaves más destacados de un pueblo diferente en el que la mezcla de culturas y civilizaciones y el paso de los años ha convertido en uno de los lugares más destacados, y ya es decir, del país italiano.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias