Redes sociales

Regala a su esposa una cacería y ella le trae el corazón de una jirafa de recuerdo

Un hombre enamorado regaló a su esposa una cacería, pagó 1.700 euros para para pudiera cumplir su sueño. La gran ilusión de la mujer era cazar una jirafa

Regala a su esposa una cacería y ella le trae el corazón de una jirafa de recuerdo
Regala a su esposa una cacería y ella le trae el corazón de una jirafa de recuerdo

Un hombre enamorado regaló a su esposa una cacería, pagó 1.700 euros para para pudiera cumplir su sueño. La gran ilusión de la mujer era cazar una jirafa para poder hacerse una alfombra. Además de la emoción de la cacería, volvería a casa con una piel que se convertiría en su trofeo más preciado. San Valentín fue el momento en el que le entregaron las fechas y el lugar para que cumpliera su sueña. Su marido, nunca podría haber imaginado lo que le traerá su esposa, además de la alfombra volvería con un regalo inesperado.

Le regala una cacería a su mujer y ella vuelve con el corazón de la jirafa de recuerdo

Merelize van der Merwe es una amante de la caza y la decoración de 32 años. En las redes sociales mostró el regalo que le había hecho su marido, una cacería. En un San Valentín cualquiera, se suelen regalar joyas, cenas en restaurantes, ropa, y, el caso de esta pareja, una cacería de 1.700 euros.

El objetivo de esta actividad era una jirafa. Marelize abatió a tiros a una jirafa macho de 17 años que perdió la vida ante la emoción de la mujer que veía cumplido su sueño. Además, le dedicó a su marido unas palabras y una romántica fotografía: “¿Alguna vez os habéis preguntado qué grande es el corazón de una jirafa? ¡¡¡Estoy encantada con mi regalo de San Valentín!!!»

La joven que vive en provincia de Limpopo, en el norte de Sudáfrica, dirige una plantación de cítricos que exportan a todo el mundo. No teme mostrarse sincera y entregada a sus aficiones. Le encanta cazar y matando esa jirafa cumplió uno de sus sueños. Según afirma le dio trabajo a 11 personas ese día, los que la acompañaron y acorralaron a la jirafa, de esta forma es más fácil que la cazadora pueda cumplir con su sueño.

La jirafa que convertirá en una alfombra para su casa era un ejemplar precioso que acabó su vida siendo un regalo de San Valentín de lo más sangriento. Merelize desde niña ya ha conseguido grandes tesoros, muchos animales han caído abatidos por su destreza a la hora de cazar. Una pasión que comparte con su familia, aunque su marido, de momento, prefiere pagarle las cacerías y verla disfrutar a ella.

Las críticas a Van der Merwe en las redes sociales no se han hecho esperar. La caza es una actividad que mueve millones de euros en África. En Europa se realiza de forma puntual, unos meses al año para evitar la proliferación de algunas especies. El hecho de que se mate a animales en peligro de extinción o en este caso a una jirafa macho que podría haber continuado con su misión de crear vida, para convertirse en una alfombra ha desatado miles de comentarios.

Esta cazadora quiso tener el gesto de enseñar el corazón del animal muerto para corresponder a su marido por su regalo de San Valentín. Esa imagen del corazón ensangrentado entre las manos ha sido duramente criticada en las redes sociales. La jirafa no se merecía un final de este tipo.

Lo último en Trending Topic

Últimas noticias