Supervivientes 2018

Raquel Mosquera se queda sin comer en ‘Supervivientes 2018’

Supervivientes 2018
Raquel Mosquera se queda sin plato en 'Supervivientes 2018'

En ‘Supervivientes 2018: Tierra de Nadie‘ han podido vivir un juego muy intenso y emocionante. El programa les ha querido dar una recompensa por estos días que han estado sin comer apenas. Pero claro, no todos iban a obtener esta recompensa, o al menos esa era la idea. ¿Qué han tenido que hacer para superar esta prueba y llevarse el premio? Que, a todo esto, era comida, mucha comida.

Los chicos tenían que jugar al engaño. Tenían que engañar a uno de sus compañeros para quedarse con el plato más suculento, pero no todos lo lograron. Raquel Mosquera se ha quedado sin comer nada ya que su premio ha sido un vaso de agua y media lima. El resto, por suerte para ellos, han podido degustar algunos platos, unos más que otros.

El juego ha empezado con Sofía y el Maestro Joao. Sofía ha logrado engañar a Joao y se ha llevado una pizza de la que ha disfrutado enormemente. El Maestro se ha quedado con un plato de lombarda que, además, ni siquiera sabía qué era. Acto seguido, Joao se ha enfrentado a Raquel Mosquera. Por suerte para el Maestro, ha conseguido engañar a Raquel y quedarse con un cubo de pollo frito. Raquel, en esta ocasión, se ha quedado con media lima.

Llegó el turno de Raquel, que debía engañar a Logan. Pero no lo consiguió. Logan escogió el plato que contenía el premio, que era una tableta de chocolate, y Raquel tuvo que quedarse con el vaso de agua. No obstante, ella miró el lado positivo y dijo que le encantaba el agua con lima.

Logan tenía que enfrentarse a su amigo del alma, Sergio, al que no consiguió engañar, a pesar de que es conocido por ser todo un estratega. Logan se quedó con una cabeza de gambas y Sergio con un plato de huevos con chorizo. Una delicatessen. Sergio tenía que convencer a Hugo para que escogiese el plato azul, que contenía cortezas de pan. Pero el ex tronista de ‘MYHYV’ decidió escoger el rosa y llevarse un bocadillo de jamón.

Por último, Sofía jugó contra Hugo. Este tenía que engañar a su ex novia para que escogiera el plato que él no quería, que era el rosa. Sofía escogió el azul, que contenía un montón de filetes, mientras que el rosa, que es el que se llevó Hugo, tenía un tomate cherry con queso.

Al final todos comieron algo, excepto Raquel Mosquera, que es la única que no ha comido algo delicioso en estos días en ‘Supervivientes 2018‘. Pero tampoco importa demasiado ya que ella podrá disfrutar de una merendola en la isla.

Últimas noticias